Diciembre 2, 2022

Unesco amplió Reserva de Biosfera Lauca en región de Arica y Parinacota

Después de 40 años desde su creación, la reserva ahora abarca las comunas de General Lagos, Putre y Camarones, dado el alto valor ecológico de la zona.

El Programa de la UNESCO sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) aprobó la incorporación de 20 nuevos sitios de 21 países a la Red Mundial de Reservas de Biosfera.

Entre ellas, destaca la ampliación de la Reserva de Biosfera Lauca, en la Región de Arica y Parinacota, pasando de 358.000 a 1.026.567 hectáreas.

Con este cambio, 40 años después de su creación, la reserva ahora abarca las comunas de General Lagos, Putre y Camarones, en la frontera con Bolivia y Perú.

En un comunicado de prensa, la entidad señala que alrededor de un tercio de la fauna chilena está presente en la Reserva de Biosfera Lauca y, debido al alto valor ecológico de la región, en su perímetro ya se encuentra un sitio RAMSAR y tres Áreas Silvestres Protegidas nacionales.

La reserva de biosfera ampliada alberga una población de 4.734 residentes permanentes, incluidas 50 familias indígenas.

Asimismo, la región está clasificada como Zona de Desarrollo Indígena, por lo que la ampliación de la reserva de biosfera ofrece a las comunidades locales la oportunidad de incrementar el diálogo y compartir los conocimientos indígenas, ya que la participación de la comunidad indígena es clave para la gestión de la reserva de biosfera.

La representante de la Unesco en Chile, Claudia Uribe, indicó que el país da un paso más hacia la prevención y mitigación de los efectos del cambio climático y demuestra su compromiso con un desarrollo sostenible.

Otras designaciones

Además, el organismo aprobó la incorporación de 20 nuevos sitios de 21 países a la Red Mundial de Reservas de Biosfera.

Con estas designaciones el número total de reservas de biosfera en el mundo asciende ahora a un total de 727 (22 de ellas transfronterizas), repartidas por 131 países.

 Las reservas de biosfera de la UNESCO cubren ahora más del 5% de la superficie terrestre, y en ellas, la conservación de la biodiversidad, la educación ambiental, la investigación y el desarrollo sostenible van de la mano.

Comparte esta noticia