Diciembre 1, 2022

“Jallalla Vasos”: Artesanía personalizada en vidrio… Made In Iquique

Desde el inicio de la pandemia, en el año 2020, “Jallalla Vasos” ha logrado reciclar más de 8 mil botellas de vidrio de distintos tipos, contribuyendo de esta manera con un “granito de arena” al cuidado del medio ambiente. Así este emprendimiento se ha convertido en uno de los más exitosos gracias a sus hermosas colecciones de vasos.

Un hecho casual y rutinario, como puede pasar en la vida de muchas personas, se convirtió en la gran oportunidad para Jessica Soto y su marido, que tras quedar cesantes, vieron en el reciclaje del vidrio una nueva forma de generar recursos para la familia.

Así en febrero del 2020, justo antes del inicio de la pandemia, comenzaron a trabajar en el emprendimiento, aprendiendo a cortar las botellas de vidrio y a pintarlas delicadamente, con distintos motivos.

“Cuando quedamos cesantes empezamos a ver qué podíamos hacer. Siempre nos había llamado la atención el tema de la sustentabilidad y reciclar, por eso intentamos hacer muebles con neumáticos, pero como vivíamos en departamento, no era factible por un tema de espacio”, nos comenta recordando los inicios del emprendimiento.

“Como estaba todo el boom del Green Glass de Óscar Muñoz, entonces empezamos a probar. Empecé a cortar las botellas, hacer serigrafía era una inversión muy grande, por lo que empecé a buscar pinturas especiales para vidrio. Así llegué a la pintura que utilizó hoy que se va al horno y queda permanente en el vaso. A partir de ahí todo fue trabajo y a crear colecciones”, nos cuenta orgullosa.

Hasta hoy, incluyendo un intenso trabajo en plena pandemia, Jessica y su marido, han desarrollado más de 40 colecciones con distintos diseños, donde destacan aquellas inspiradas en los pueblos originarios, de hecho, el nombre “Jallalla Vasos”, proviene de la lengua quechua-aymara, cuyo significado se vincula a la buenaventura y el agradecimiento a la Madre Tierra, es un homenaje a la tradición regional.

Entre las colecciones destacan, además de las que rescatan la cultura tradicional nortina, las dedicadas a The Beatles, Stranger Things, Los Simpson y todo lo que la persona quiera plasmar en el vidrio.

“Y así empezamos a crecer. Ya llevamos más de 2 años y medio. Ahora además hacemos talleres de reutilización enseñándoles a las mujeres, especialmente a aquellas en estado de vulnerabilidad, el oficio para que ellas puedan emprender”, explica Jessica sobre la evolución de su emprendimiento.

Reconoce que todas las colecciones de vasos han sido un éxito, con una excelente recepción en todos los públicos, especialmente aquellas vinculadas al rescate de la identidad regional, llegando incluso a convertirse en proveedores de la red Sernatur.

Menos vidrio, menos daño al Planeta

Pero si bien “Jallalla Vasos” se ha convertido en un emprendimiento exitoso, que hoy genera ingresos para la familia de Jessica, sin duda, el principal motor está en demostrar que el vidrio no es basura, sino que se le puede agregar valor, para convertirse en un nuevo producto.

Por eso también, valora el trabajo de los recicladores de base. Hoy debido a la alta demanda de nuevas colecciones, está trabajando en forma colaborativa con la recicladora Linda Ugolini González, quien la provee de los vasos para luego ser personalizados.

“Por ejemplo, hoy necesitamos al mes por lo menos 300 vasos y yo no tengo capacidad para hacerlos. Entonces ahora con este trabajo colaborativo, Linda nos entrega los vasos y yo puedo desarrollar el diseño”, señala Jessica.

Y sin duda que “Jallalla Vasos” ha ayudado al planeta. Hasta diciembre del año 2021 se han reciclado alrededor de 7373 botellas, a ello se suman las que han entrado a proceso entre enero y septiembre de este año, que son cerca de mil.

Es decir, más de 8 mil botellas que no han ido a parar al vertedero en los últimos 3 años, evitando de esta manera profundizar la crisis climática que afecta al mundo y a nuestra región.

Pero ¿qué botellas sirven para reciclar?, en el caso de Jallalla se utilizan las de vino y algunos tipos de cerveza, como la cuzqueña o similares “en general que no tengan serigrafía, porque el proceso de sacarla es lento e implica dos o más días de trabajo adicionales. Con Linda ya tenemos identificadas las botellas que nos sirven para los vasos”, cuenta Jessica.

Casa Circular

Y el emprendimiento seguirá creciendo. Hoy “Jallalla Vasos” está trabajando en un proyecto para utilizar todo lo que sobra del proceso de hacer los vasos.

“Para eso tenemos que moler el vidrio. Ya me compré una moledora de vidrio, y ahora estoy en proceso de comprarme un horno para hacer vitrofusión y poder reutilizar todo el vidrio como materia prima para hacer otros productos”, explica.

Pero su mayor objetivo  es continuar avanzando en la “Casa Circular”, un proyecto desarrollado en el seno de la Asociación de Economía Circular de Tarapacá, donde se realizarán capacitaciones y se instalará una tienda para todos los emprendimientos sustentables de la región.

“Tengo dos motivaciones con este proyecto. Uno es el cuidado del planeta, ya que el vidrio puede llegar a durar 4000 años en el ecosistema antes de degradarse y, el segundo, desde el ámbito social, porque quiero tener más tiempo para desarrollar talleres, donde las personas puedan utilizar las máquinas, para hacer sus productos”, cuenta ilusionada.

A partir de ahora, la próxima vez que requiera regalos únicos, hechos con cariño y con creatividad… No olvide “Jallalla Vasos”, a quienes puede ubicarlos en el celular 9 6727 1014, escribir al mail  contacto@jallallavasos.cl o en sus redes sociales.

Comparte esta noticia