Septiembre 29, 2022

Reupcy, nuevas prendas creadas a partir de ropa y telas en desuso

Una de las principales causas de microbasurales en Iquique y Alto Hospicio es la ropa usada, las cuáles no tienen disposición final acorde con el medio ambiente, generando verdaderas montañas de prendas que contaminan de distintas formas el paisaje de la región. Precisamente para ayudar a la solución de este problema nació Reupcy, una iniciativa que crea nuevos productos a partir de telas en desuso.

Carteras, monederos, posavasos, banderines, individuales, bandanas, mochilas y un sinfín de productos más, ven la vida gracias a las prodigiosas manos de Claudia Pérez, una diseñadora de vestuario, que dio un giro a su evolución laboral, comenzando a incursionar en un emprendimiento verde.

Claudia, de 30 años, al ver el daño que generaban telas o prendas en desuso, el segundo producto que más contamina en el mundo, después de la industria petrolera; decidió iniciar su negocio.

Así partió con su propia ropa, específicamente con jeans, que pronto comenzaron a mutar en productos sustentables y únicos.

Reupcy, que se vincula al concepto de Reutilización, nació en el año 2018, como un emprendimiento pequeño e informal, pero el año 2020, en plena pandemia, se constituyó como empresa para comenzar a trazar un nuevo camino en la ropa que ya no se utiliza.

Mascarillas Reupcy

Debido a que las cuarentenas impedían el desarrollo de actividades normales, Claudia se reinventó y comenzó a elaborar mascarillas, lo que le permitió ganar su sustento, durante los meses más duros de la pandemia.

“Ahora que todo se está reactivando estamos retomando los proyectos, participando en ferias y trabajando en nuevos productos”, aseguró esta joven diseñadora y madre de una pequeña.

Con orgullo nos cuenta que sólo durante este año han reutilizado más de 50 kilos de textil, “una cifra alta porque es sólo lo que yo he logrado reciclar al confeccionar mis productos que, además, son mi sustento y el de mi hija”, aseguró.

Prendas Reutilizables

El principal valor que Claudia le otorga a sus prendas es que son 100 % reutilizables. Esto porque desde la tela con que se confeccionan hasta los botones o cierres, son reciclados, dando así vida al concepto de economía circular en toda su dimensión.

Y, al respecto, nos cuenta “el jeans se puede utilizar aunque esté roto o manchado. El proceso se inicia con el lavado de la prenda, luego se corta y abre.  Lo primero que se utiliza son las piernas, dependiendo de lo que se confeccionará es la forma que se le da”.

Incluso, si el jeans está muy dañado, igual se utiliza, por cuanto se corta en tiras y sirve como relleno para los cojines que se confeccionan como parte de los productos nuevos.

“En rigor, se reutiliza todo. Nada se pierde. Las partes de los bolsillos se utilizan como cosmetiqueros, por ejemplo. Y lo más importante, es que mucha de la ropa es donada precisamente para fines de reutilización”, contó Claudia.

Destaca que toda la producción es totalmente artesanal. Su principal ayuda tecnológica, confiesa, es una máquina de coser tradicional y una overlock, con la que se realizan algunas de las terminaciones para los productos.

“Soy súper exigente. De hecho, los productos que confeccionamos se pueden lavar y no tendrán ningún cambio en color o diseño. La tela no tiene un tratamiento mayor”, sostiene Claudia.

Vocación para Reciclar

La fundadora de Reupcy nos cuenta que su relación con el reciclaje comenzó hace muchos años, la que se acentuó cuando entró al mundo del diseño de vestuario.

“Me di cuenta de lo que contamina la industria textil, por lo que me propuse no ser parte de quienes contaminan, sino de quien ayuda a solucionar los problemas. Por eso, comencé con la reutilización de mi ropa y, casi sin darme cuenta, este emprendimiento creció hasta recibir donaciones de distintas personas o empresas”, sostiene entusiasmada.

Y añadió que “quiero seguir trabajando con la conciencia medio ambiental con mi hija. Que comprenda que el reciclaje es importante para cuidar el planeta. Por eso, además del reciclaje tradicional de lo que utilizamos en la casa, le damos una segunda vida a casi todo, incluso al agua”.

Entre sus proyectos a futuro, nos cuenta que su mayor sueño es llegar con sus productos a toda la región e instalar un lugar donde los interesados puedan ir a ver su producción y diseños.

Para quienes quieren donar sus jeans o ropa en desuso, pueden encontrar a Claudia a través de redes sociales en Facebook e  Instagram, quienes se sumen a esta iniciativa, tendrán un 15 por ciento de descuento en cualquiera de los productos que desarrolla Reupcy.

Comparte esta noticia