Groenlandia dice no a la minería de uranio

Un proyecto de minería de uranio al sur de Groenlandia, no se materializará después de la victoria electoral del partido de la Comunidad Inuit Ataqatigiit (IA) en los comicios anticipados realizados esta semana en la isla ártica.

Groenlandia, isla perteneciente a Dinamarca (aunque con autonomía desde 1979), celebró esta semana sus elecciones, en las que el partido ecosocialista Inuit Ataqatigiit venció con el 36,6% de los votos, varios puntos por encima del segundo, el socialdemócrata Partido Siumut -que obtuvo el 29,4 % de las preferencias- y el centrista Naleraq -con un 12 %-.

Uranio y otros metales

Estas elecciones anticipadas adquirieron un carácter plebiscitario sobre el proyecto de la compañía Greenland Minerals, empresa australiana de capital chino, que busca una licencia para operar la mina Kvanefjeld en el sur de Groenlandia.

En la zona más al sur de la isla ártica se desarrollaría la minería de uranio y tierras raras

Hasta esta semana la iniciativa se encontraba en fase de audiencia pública, después de que en 2013 y con un gobierno liderado por el Siumut el Parlamento derogase por un estrecho margen de votos la ley que prohibía extraer materiales radioactivos.

Precisamente, las disputas internas de la coalición gobernante a propósito de este tema propiciaron la anticipación de los comicios, según los analistas políticos, quienes advierten de que el IA deberá buscar ahora socios de gobierno que apoyen su promesa electoral de no dar vía libre a la mina.

El líder de este partido, Múte B. Egede, aseguró en su discurso tras la victoria que “los electores han dicho que están en contra (del proyecto minero), hay que escuchar al pueblo: no se va a hacer. Hay dos cuestiones que han sido importantes en esta campaña electoral: las condiciones de vida de las personas son una. Y luego está nuestra salud y el medio ambiente”, dijo el político de 34 años, según señaló la emisora pública de Groenlandia KNR.

Dinero o medioambiente

Además del uranio, las estimaciones muestran que la mina Kvanefjeld podría albergar el mayor yacimiento de tierras raras fuera de China, que actualmente representa más del 90% de la producción mundial y que ha generado un interés internacional en los recursos naturales de Groenlandia. De hecho la iniciativa aspiraba a convertir a la isla ártica en el mayor productor occidental de tierras raras, generando cientos de empleos e ingresos fiscales anuales por 200 millones de euros.

Autodeterminación de la isla

Groenlandia aprobó en 2008 un Estatuto que reconoce el derecho de autodeterminación de la isla y existe un apoyo importante hacia el independentismo, pero la enorme dependencia de este territorio respecto a la metrópoli, que aporta la mitad de su Producto Interior Bruto, imposibilita este objetivo.

Por ello, Greenland Minerals esperaba más apoyo a su proyecto, que suponía una importante inyección económica a la población a cambio del riesgo ambiental en la producción minera.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *