Analizan nuevo tipo de contrabando en la frontera de la Región de Tarapacá

Todos los cachorros presentaron condiciones de salud deficitarias al ser evaluados por un veterinario

El ingreso clandestino de 31 canes de raza por pasos no habilitados en la frontera de la región de Tarapacá que fueron detectados por personal de Carabineros entre febrero y abril de este año, levantó las alertas entre las instituciones fiscalizadoras y el Consejo Regional (CORE), entidades que iniciaron un trabajo conjunto con miras a frenar este nuevo tipo de contrabando.

El ingreso de perros de raza, junto con representar un riesgo a la sanidad animal de Chile, por tratarse de animales internados a la región sin documentos oficiales zoosanitarios del país de origen que acrediten que viajan libres de enfermedades, constituyen además la configuración del delito de maltrato o crueldad animal.  

“Este es un tema que preocupa a las autoridades, razón por la cual y al alero de la Comisión de Medio Ambiente y Energía del Consejo Regional, sostuvimos un encuentro con representantes de la seremi de Salud, Ministerio Público, Aduanas, Municipales y ONGs animalistas, con quienes junto con analizar multisectorialmente este nuevo ingreso clandestino que atenta contra el patrimonio zoosanitario, también es  importante señalar que es de preocupación el bienestar de estos animal”, expresó Alfredo Fröhlich Director Regional Tarapacá del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Ingresos clandestinos

En este sentido, Frölich informó que a la fecha han ingresado de manera clandestina cachorros de 2 a 3 meses de edad de razas tales como Chihuahuas, Bull Dog inglés, Dacshund, Yorkshire, Poodle, Pug Carlino y Raza Beagle. Todos al momento de la evaluación veterinaria presentaron condiciones de salud deficitaria producto de las circunstancias en que son transportados.

“Se trata de pequeños canes que viajan generalmente ocultos en medios de transportes y en condiciones de hacinamiento. Es por ello que llamamos a la comunidad, a no adquirir este tipo de animales que son fruto de una cadena de tráfico de perros de raza, que junto con ser potenciales portadores de enfermedades que pueden afectar la ganadería regional, son objeto de maltrato que incluso puede terminar con sus vidas”, aseveró la autoridad.

Finalmente, el Director Regional del SAG Tarapacá indicó que, en caso de detectarse el ingreso clandestino en puntos de frontera, por razones sanitarias, siempre la primera opción será devolver a los animales de compañía al país de origen, haciendo entrega inmediata a la entidad oficial competente.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *