Vecinos de El Boro en Alto Hospicio celebran cierre definitivo de Planta de Tratamiento de Aguas Servidas

Luego de 23 años de operación -no exenta de polémica- y un trabajo mancomunado de más de una década de los vecinos con autoridades y con la empresa sanitaria, finalmente este lunes 10 de febrero los residentes del sector El Boro celebraron el cierre definitivo de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de la comuna de Alto Hospicio

Si bien los vecinos del sector El Boro de Alto Hospicio ya habían conseguido un primer triunfo en diciembre de 2016, cuando la empresa sanitaria Aguas del Altiplano anunciaba el cierre parcial de su planta de tratamiento de aguas servidas ubicada en ese sector de la comuna, no fue hasta este lunes 10 de febrero que concretaron el sueño del cierre definitivo de esa instalación sanitaria, luego de 10 años de trabajo conjunto con las autoridades y ejecutivos de la empresa.

Tanto fue el entusiasmo por el cierre definitivo de la planta, que los propios vecinos organizaron una ceremonia simbólica en la que participaron gran parte de las autoridades y ahora ex autoridades que formaron parte del proceso de cierre durante esta década.

Sin duda el mayor interés por cerrar la planta radicaba en que los vecinos debieron resistir numerosos episodios de malos olores en el sector, que cada vez se fue poblando más y acercándose a la planta, que en sus inicios estaba lejos de las áreas pobladas de la comuna.

Así lo confirmó Patricio Bastidas, dirigente de Acción Ciudadana de Alto Hospicio, quien encabezó el hito de cierre como anfitrión de la ceremonia. “Para nosotros como vecinos del sector en el entorno de la ex planta de tratamiento de aguas servidas, es un hito importante haber hecho esta ceremonia con la presencia de los dirigentes sociales de la comuna, que hace más de diez años comenzaron con la petición del cierre. Nosotros de la mano con la empresa privada, el apoyo de algunas autoridades y el gran trabajo de los dirigentes, logramos dar un buen paso en la calidad de vida de nuestros vecinos y el futuro del trabajo que se va hacer con el Serviu” explicó el dirigente, quien puso especial interés en el destino que tendrá ese terreno.

El Gerente Regional de Aguas del Altiplano, Christian Barahona, quien fue invitado por los dirigentes a la ceremonia de cierre, reconoció que llegar a esta instancia de cierre no fue fácil para la compañía, por las diferentes inversiones que debieron ejecutar a fin de reemplazar esta infraestructura. “Ahora estos terrenos vuelven al Estado. Hay unos parques acá que nose deben perder y si todo sale bien se pueden incorporar al urbanismo de Alto Hospicio, que necesita áreas verdes” comentó el representante de la sanitaria.

Los más de 6000 árboles plantados alrededor de las piscinas de tratamiento seguirán formando parte del terreno y de acuerdo a lo señalado por el gerente de la sanitaria Christian Barahona, Aguas del Altiplano seguirá a cargo del riego de las especies, al igual que el bosque de Olivos ubicado unos kilómetros más al norte de esa planta, hasta que Serviu defina el destino de los terrenos ocupados por la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Alto Hospicio.

En representación del Estado como receptor de estos terrenos, el Seremi del MINVU de Tarapacá, Carlos Prieto destacó que “por fin después de 11 años de trabajo de los mismos dirigentes, se pudo concretar el cierre de la planta de aguas servidas. Para nosotros como Ministerio es un desafío, porque hoy tenemos que ver que vamos hacer con estos terrenos, si proyectamos un parque, casas, viviendas. Hay harto trabajo que hacer es un desafío bien grande y que esperamos que en conjunto con los distintos dirigentes de Alto Hospicio podamos soñar para el futuro de este terreno”, concluyó la autoridad.

El destino de las aguas servidas de Alto Hospicio

El cierre de esta instalación sanitaria donde se emplazaron 4 piscinas de tratamiento durante más de dos décadas, mismas que albergaban en conjunto un caudal medio de 130 litros por segundo de aguas servidas, implicó una serie de adecuaciones para la empresa, dado que ese caudal ahora tiene como destino la Planta de Pretratamiento ubicada en el sector de Playa Brava en Iquique, donde posterior al proceso de separación de líquidos y sólidos es dispuesta en el emisario submarino ubicado a unos 1700 metros mar adentro.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *