Trump firmó orden ejecutiva para explotar minerales en la Luna y otros cuerpos celestiales

Mientras Estados Unidos registra récord mundial de muertes por Covid-19, su mandatario tiene otras preocupaciones al fijar la vista al cielo esta semana, luego de firmar una orden ejecutiva para explotar minerales en la Luna. El documento no cayó bien en Rusia y desde la agencia espacial Roscosmos de ese país, calificaron el hecho como un “intento de expropiar el espacio”.

Al inicio de esta semana, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump firmó una orden ejecutiva de apoyo a la explotación comercial de la Luna y otros cuerpos celestes. El documento que estuvo en elaboración por más de un año, fue titulada “Alentando el apoyo internacional para la recuperación y uso de los recursos espaciales”.

La orden recuerda que el tratado espacial de 1967 permite el uso de recursos en la Luna, Marte y otros lugares. “El espacio exterior es un dominio legal y físicamente único de la actividad humana y los Estados Unidos no ven el espacio como un bien común mundial”, señala el documento, agregando que “los estadounidenses deben tener el derecho de participar en la exploración comercial, la recuperación y el uso de los recursos en el espacio exterior”.

El acuerdo indica además que cualquier empresa en el espacio debe cumplir con el derecho internacional. En concordancia con esto, en 2015, la Administración Obama aprobó una ley que da luz verde a las empresas estadounidenses para utilizar los recursos de la Luna y los asteroides.

La firma de esta orden ejecutiva de Trump tiene como objetivo despejar el camino para que las empresas se involucren en los planes de exploración de recursos mineros en la Luna, que planea el mandatario norteamericano.

De hecho, el programa Artemis de la NASA pretende llevar a los americanos de vuelta a la luna para el 2024. Alineado con ese plan, científicos han creído durante mucho tiempo que las futuras misiones a la Luna ofrecerían importantes oportunidades de recursos que podrían utilizarse en el sector energético o con otros fines. En esa línea, los investigadores están invirtiendo mucho tiempo y recursos en nuevas formas para que los astronautas vivan y aprovechen los ecosistemas únicos de los destinos celestiales. Estos proyectos incluyen refugios sostenibles, energías renovables y mucho más.

Críticas de Rusia

Pero los planes de Trump no cayeron bien al otro lado del mundo. Roscosmos, la agencia espacial de Rusia, criticó con dureza los planes de Estados Unidos de explotar comercialmente los recursos de la Luna y otros cuerpos celestes, que calificó de “intentos de expropiar el espacio”.

“La historia ya conoce ejemplos cuando un país comenzó a invadir territorios en aras de sus propios intereses, y todos recuerdan en qué terminaron”, afirmó el vicedirector general de Roscosmos, Serguéi Savéliev, en una nota publicada en la página web de la agencia.

La agencia espacial rusa reaccionó así a la disposición firmada este lunes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de apoyo a la explotación comercial de la Luna y otros cuerpos celestes.

Además, el mandatario estadounidense recalcó que el espacio exterior es legal y físicamente un campo único de la actividad humana y que Estados Unidos “no lo ve como un bien común global”. En este sentido, según Roscosmos “los intentos de expropiar el espacio cósmico y los planes agresivos de apropiarse de los territorios de otros planetas difícilmente puede alentar a los países a cooperar de manera fructífera”.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *