Tribunal Ambiental aprueba conciliación entre Minera Candelaria y el Consejo de Defensa del Estado

  • La empresa comprometió dos medidas en el ámbito de la reparación, un lineamiento e iniciativa de gobernanza y cuatro respecto a estudios e investigaciones del acuífero, por un monto total superior a los dos mil cien millones de pesos.

Luego de la revisión en terreno de las medidas propuestas en el avenimiento entre la Cia. Minera Candelaria y el Consejo de Defensa del Estado, el Primer Tribunal aprobó el acuerdo e impuso algunas obligaciones y sugerencias a la empresa.

En la audiencia de conciliación realizada el miércoles pasado, los ministros Mauricio Oviedo (presidente), Marcelo Hernández (ministro en ciencias) y Eric Sepúlveda determinaron aprobar el acuerdo, esto luego de revisar en detalle el informe de evaluación y análisis de la indemnidad del daño ambiental a través de una metodología de evaluación de diversos criterios que fueron explicados por el ministro en ciencias, quien estuvo a cargo de la diligencia judicial en la zona.

Acciones Complementarias

El Acta de Avenimiento establece que “a la luz del trabajo y análisis en terreno y gabinete por parte del Primer Tribunal Ambiental en conjunto con el CDE y Compañía Contractual Minera Candelaria, referidos a la revisión del acuerdo de conciliación presentada por las partes, se hace necesario exigir acciones complementarias a la propuesta, robusteciendo con ello la misma, a través del diseño, ejecución e implementación de las medidas, estudios y compromisos adicionales”.

El tribunal aclaró que el objetivo es contar con mayor información científico-técnica que permita estructurar una línea base integral y sistémica del acuífero de Copiapó. Esto se entiende porque una de las mayores preocupaciones es resguardar la indemnidad del medio ambiente dañado, que en este caso tiene relación con la disponibilidad de agua del acuífero y sus servicios ecosistémicos.

Destaca entre las medidas de reparación más importantes comprometidas por la empresa la transferencia de derechos de aprovechamiento de agua subterráneas, equivalentes a 100 litros por segundo, a los cuales el tribunal solicitó sumar 50 litros por segundo adicionales. Con ello, serán donados a una entidad pública para fines de conservación un total de 150 litros por segundo de derechos de aprovechamiento de agua, de tipo consuntivos, permanentes y continuos.

En esta misma línea se pide a la compañía que maximice el aporte de aguas superficiales al Río Copiapó y al Parque Kaukari cuyo fin es la restauración de 6,3 millones de metros cúbicos, para lo cual se utilizaran aguas con derechos de aprovechamiento superficiales y gracias al aporte de 100 litros por segundo de la Junta de Vigilancia. Estas medidas permitirán la restauración del acuífero y sus servicios ecosistémicos en el Río Copiapó.

Audiencia de conciliación entre las partes

También, se actualizará y ampliará el modelo hidrogeológico de la cuenca y se sugirió a la compañía enfocar la gestión de los derechos de aprovechamiento de aguas subterráneas y superficiales en los lugares donde existe restricción de uso, para fines de conservación ambiental.

Otra de las exigencias del ente jurisdiccional tiene que ver con la transparencia en la licitación de los diversos estudios que la empresa va a llevar a cabo y la difusión en la página web de la empresa de los resultados de las medidas comprometidas en el acuerdo en un lenguaje claro, sencillo para que pueda ser fácilmente asequible por la ciudadanía.

También, se solicitó un Estudio de Gobernanza del Agua en la Cuenca del Río Copiapó, que tiene como fin caracterizar a los actores relevantes, diagnosticar problemas colectivos, intereses de agenda público y privado, y los elementos esenciales para la gestión sustentable del recurso hídrico y sus servicios ecosistémicos en la zona. “Con ello, se podrá aportar en mejoras de las políticas públicas, institucionalidad y regulaciones locales asociadas a la restauración, compensación, conservación, gestión sustentable y de equidad socioambiental de recurso hídrico”, enfatizó el ministro en ciencias.

Entre las medidas complementarias sugeridas está fortalecer la información, socialización, difusión y educación ambiental del proceso de agua desalada con fines productivos a fin de apoyar la conservación y sustentabilidad de los acuíferos y cauces superficiales en el Río Copiapó y las cuencas de la macrozona norte.

Además, se sugirió a minera Candelaria que las aguas subterráneas de las cuales tiene prohibición de uso -salvo excepciones de emergencia, según la Resolución de Calificación Ambiental N° 133/2015- tengan un foco en la conservación del acuífero y la biodiversidad.

Por último, en el acta se establece que las partes deben reportar al tribunal respecto del cumplimiento de la sentencia y se establece que “es de particular interés para el Primer Tribunal Ambiental que, en la ejecución de la totalidad de las medidas y acciones comprometidas, analizadas y evaluadas participen entidades técnicas independientes que cuentes con profesionales de reconocida experiencia (…) de manera de dar garantías a los distintos actores y partes de la presente controversia, como a la sociedad en su conjunto”.

Es importante destacar que la empresa comprometió dos medidas en el ámbito de la reparación, un lineamiento e iniciativa de gobernanza y cuatro respecto a estudios e investigaciones del acuífero por un monto total superior a los dos mil cien millones de pesos.

El acuerdo fue valorado tanto por el Consejo de Defensa del Estado como por la Minera Candelaria, particularmente por el extenso análisis y trabajo en terreno realizado por el tribunal.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *