¿Te atreverías a no comprar nada de ropa durante un año?

Un movimiento iniciado en países anglosajones invita al consumo sostenible de ropa, zapatos y accesorios, para evitar compras innecesarias, invitando a cambiar el foco, pasando del “yo quiero”, al “yo necesito”. Para quienes no tenían información sobre esta tendencia, si bien hoy culmina el primer mes del año 2020, restan once meses para asumir el desafío

El movimiento “No buy year”, también llamado “No Spend Challenge” o “No Shopping Year”, nació hace un par de años en algunos países anglosajones, como un impulso para incitar a la población a no consumir ropa durante un año y su objetivo es, además de llamar la atención a la industria “fast fashion” (moda rápida), con el fin de disminuir su masiva fabricación de prendas de poca vida útil, también la idea es sumar adeptos que no compren bienes suntuarios durante un año, para adquirir hábitos de consumo más sostenibles, que ayuden a disminuir la contaminación mundial.

Recordemos que la industria de producción de ropa es la segunda más contaminante en el mundo, luego de las empresas petroquímicas, fabricantes de plástico, por tanto cualquier movimiento que ayude a disminuir la compra de estos productos (plásticos y ropa) serán un aporte para el consumo sostenible.

Pero ¿qué busca este movimiento? El objetivo es que la industria asuma la responsabilidad que tiene en relación con la producción sostenible y ecológica. Además, la iniciativa busca también conseguir que el consumidor que no está tan concientizado en términos medioambientales se dé cuenta que puede pasar un año completo sin tener que comprar nada de ropa. El fin último es pasar de la “fast fashion” a una producción más controlada, tanto en tiempo como en método.

De esta manera el movimiento busca que la moda pase de moda y que el consumo tenga una mirada sostenible en el tiempo.

En efecto, quienes empujan este carro son los millennials, concediendo cada vez más importancia a los aspectos éticos y sostenibles a la hora de comprar, sobre todo los jóvenes de entre 25 y 29 años. A lo menos así lo confirma el informe “Otro consumo para un futuro mejor”, elaborado por OCU y NESI Global Forum (Foro de Nueva Economía e Innovación Social), que señala que en España el 73,5% de los ciudadanos españoles ya toma decisiones de consumo movidos por estos motivos. A lo que se suma que el 57% de la ciudadanía se siente identificada con los mensajes de las nuevas economías.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *