“Tarapacá es un símbolo muy importante de lo que podemos hacer en Chile”

Central Termoeléctrica Tarapacá dejó de operar
Central Termoeléctrica Tarapacá, ubicada a 68 kms al sur de Iquique, cesó operaciones

Ministro de Energía Juan Carlos Jobet se refirió al cierre oficial de la Central Termoeléctrica Tarapacá, primera central a carbón cerrada en lo que se denomina el Plan de Descarbonización de la Matriz Energética nacional, que debiera concluir el año 2040.

Aunque se había anunciado extraoficialmente la presencia del Presidente Sebastián Piñera, quien finalmente no llegó, esta mañana se realizó la ceremonia para oficializar el cierre definitivo de la Central Termoeléctrica Tarapacá, primera central a carbón cerrada en lo que se denomina el Plan de Descarbonización de la Matriz Energética nacional, que debiera concluir el año 2040.

La ceremonia encabezada por el ministro de energía Juan Carlos Jobet contó con la presencia de autoridades de la Región, como el intendente Miguel Angel Quezada y el gobernador Alvaro Jofré, entre otros, además de los dueños de casa, ejecutivos de Enel, compañía propietaria de esta y otras centrales que están dentro del plan de reconversión energética.

La planta ubicada a 68 kilómetros al sur de Iquique, tenía una capacidad de producción de 158 MW y fue inaugurada en enero de 1999. Si bien fue desconectada definitivamente del Sistema Eléctrico Nacional el martes 31 de diciembre, este lunes 13 de enero se realizó la ceremonia simbólica que oficializó el comienzo del plan de descarbonización de Chile, adelantando el cierre de esta planta, que estaba previsto inicialmente para mayo de este año.

En la ocasión el ministro Jobet agradeció a Enel,  “no solo por la voluntad de ir cerrando las centrales a carbón y desarrollar energías renovables, sino también por el plan de reconversión y nuevos horizontes para sus trabajadores, para que el cierre de las centrales  no genere un efecto adverso en sus familias”, comentó.

La autoridad recordó que con este cierre en la región de Tarapacá se da inicio a la primera etapa del Plan de Descarbonización, en el que se espera cerrar paulatinamente nueve centrales al año 2024, mientras la segunda etapa concluye en el 2040 con el cierre del resto de las plantas en el país, para seguir avanzando en la reconversión a energías renovables más limpias y más baratas.

“La tecnología está avanzando muy rápido y la presión por ser carbono neutral al año 2050 es grande, por lo que estamos en diálogo permanente con las compañías comprometidas en esta reconversión, para ver qué opciones hay de acelerarlo. Pero creemos que es un plan ambicioso y coherente con el desarrollo de una matriz renovable y con la instalación de líneas de transmisión, porque no hay forma de tener energía limpia sin líneas de transmisión que traigan esa energía”, explicó el secretario de Estado.

En ese marco, Jobet recordó que la gran ventaja para Chile de sustituir gradualmente las centrales a carbón con aquellas que son renovables y competitivas, es que estas últimas “están altamente disponibles en nuestro país, tal como son las energías provenientes del sol, el viento, la tierra y el agua”.

Las centrales termoeléctricas a carbón generan mayores niveles de emisiones de contaminante globales, representando más del 25% de los gases de efecto invernadero en Chile, de ahí los esfuerzos en avanzar para ser carbono neutral en el más breve plazo.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *