Sustentabilidad de la operación: Aguas Antofagasta pone su foco en desalación para asegurar suministro

Planta Desaladora Norte de Antofagasta, actualmente cubre el 80% de la demanda de Antofagasta y el 100% de la demanda de Mejillones

La Fase 2 de la Planta Desaladora Norte de Antofagasta, es la obra más emblemática de los próximos dos años, para asegurar la sustentabilidad del suministro en medio del desierto más seco del mundo

La iniciativa implicará una inversión de 80 millones de dólares, permitirá la contratación de mano de obra local durante los 2 años que dure la construcción y será un aporte al impulso económico regional post pandemia.

La obra de aumento de capacidad de la actual planta desaladora de Antofagasta, permitirá pasar del actual 80% de abastecimiento de la capital regional vía desalación, a completar el 100% de la demanda actual.

De Tocopilla a Antofagasta

Tras la reciente inauguración de la Planta Desaladora de Tocopilla, cuya inversión fue cercana a los 46 millones de dólares, para instalar a esa comuna como la primera en Sudamérica sobre 20 mil habitantes en cubrir el 100% de su demanda con agua desalada y con respaldo cordillerano en caso de emergencias climáticas o naturales, ahora el foco de la empresa sanitaria de la Región de Antofagasta concentra sus acciones en la Fase 2 de la actual Planta Desaladora Norte (PDN) de la capital regional.

Durante la reciente ceremonia de inauguración de la nueva desaladora de Tocopilla, el intendente regional Edgar Blanco, recordó que “para nosotros es un orgullo poder contar en la región con una planta como ésta, que permite a Tocopilla tener doble abastecimiento asegurado, de mar y cordillera. Esta instalación trae mejor calidad de vida a la gente y se enmarca en la estrategia regional de aumentar el agua desalada como fuente de consumo humano y así hacer sostenibles los proyectos de desarrollo regional”.

Atendiendo la prioridad que las autoridades le asignan a esta fuente de abastecimiento como la solución más sustentable disponible para suministrar agua potable en el desierto más seco del mundo, además de apoyar el desarrollo regional, las próximas inversiones de Aguas Antofagasta Grupo EPM se proyectan en ampliar las fuentes de desalación para suministro humano, considerando la experiencia de casi dos décadas de la compañía en este ámbito.

Inversiones

Solo entre 2018 al 2020 la inversión realizada para robustecer el sistema productivo llegó a casi $160 mil millones, con obras destinadas a mejorar infraestructura para mantener la continuidad del servicio pese a la escasez hídrica. A ello se sumaron los trabajos preventivos para mitigar los impactos del Invierno Altiplánico o lluvias estivales, para asegurar la continuidad del servicio a pesar de las adversidades de la naturaleza.

80 millones de dólares para la PDN Antofagasta

En concreto, la Fase 2 de la Planta Desaladora Norte de Antofagasta, es la obra más emblemática de los próximos dos años, pues permitirá pasar del actual 80% de abastecimiento de la capital regional vía desalación, a completar el 100% de la demanda actual.

En estos momentos el proyecto está en proceso de obtención de los permisos respectivos y se espera su inicio de construcción durante el primer trimestre del año 2021. La nueva infraestructura permitirá abrir espacio para el crecimiento de la ciudad y acompañar los proyectos de desarrollo productivo futuros.

La iniciativa implicará una inversión de 80 millones de dólares, contratación de mano de obra local durante los 2 años que dure la construcción y será un aporte al impulso económico regional post pandemia, gracias a la contratación de la gran mayoría de los servicios asociados a las obras con contratistas locales.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *