Sigue lejana la opción de cierre del vertedero El Boro de Alto Hospicio, a pesar de no contar por años con resolución sanitaria

Para los habitantes del populoso sector El Boro en la comuna de Alto Hospicio, sigue lejos la opción de cerrar el vertedero ubicado a pocos metros de las casas, mismo que por años ha recibido los residuos domiciliarios de Iquique y Alto Hospicio sin contar con las resoluciones sanitarias pertinentes. Mientras el Tribunal Ambiental de Antofagasta multó y obligó la clausura temporal de obras de instalación de un relleno sanitario privado a la empresa Cosemar S.A., el que se ubicaría en el sector norte de Alto Hospicio, en paralelo los municipios de la Provincia de Iquique (Iquique y Alto Hospicio) avanzan en una solución más integral y pública, pero con entrada en operación no antes de los próximos dos años.

Difícil panorama tienen los vecinos de El Boro de Alto Hospicio, quienes deberán seguir lidiando con la presencia de un vertedero que no cumple con ninguna resolución sanitaria vigente.

La solución para el cierre viene por dos vías, por un lado un privado (Cosemar S.A.) está interesado en la construcción del Relleno Sanitario Santa Inés en el sector norte de Alto Hospicio, en paralelo corre un proyecto de tratamiento integral de residuos sólidos y reciclaje, a cargo de los municipios de Alto Hospicio e Iquique.

En el primer caso, si bien existió una resolución del Servicio de Evaluación Ambiental, SEA, que calificó de manera favorable el relleno sanitario Santa Inés, el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta decretó en diciembre pasado la paralización de las obras de dicho proyecto, hasta que la empresa no acredite con estudios científicos la ausencia de riesgo sísmico en el sector.

Dado que la empresa Cosemar S.A. incumplió la medida cautelar impuesta por el tribunal y continuó con su instalación de faena y avance de obras, el Tribunal antofagastino decretó este lunes 6 la clausura temporal y el pago de una multa de 1UTM.

El apremio se decretó luego que el Tribunal logró establecer -a través de una diligencia solicitada a la Brigada de Delitos Ambientales, BIDEMA, de la Policía de Investigaciones- que la empresa había efectuado instalaciones de faena en el lugar. Además, ya se había establecido la realización de trabajos que fueron paralizados el 26 de febrero, según lo informado por la propia empresa.

Ahora, será la misma PDI de Iquique la que deberá llevar a cabo la diligencia de clausura temporal.

Medida cautelar

La medida cautelar que fue adoptada en octubre del año pasado y que prohibió el inicio de obras se dictaminó hasta que la empresa a cargo del proyecto no acredite con estudios científicos la ausencia de riesgo de peligro sísmico en la falla geológica denominada Zofri.

Esto luego que se admitiera a trámite una reclamación efectuada por la Junta Vecinal Emprendedores del Desierto y otras organizaciones sociales de Alto Hospicio, quienes no están de acuerdo con la resolución del Servicio de Evaluación Ambiental, SEA, que calificó de manera favorable el relleno sanitario de la empresa Cosemar S.A.

“Santa Inés”

El relleno sanitario se ubicaría en la comuna de Alto Hospicio y contempla una superficie de 46,20 hectáreas para la disposición de los residuos sólidos domiciliarios y asimilables de las comunas de Iquique y Alto Hospicio.

Durante la operación se espera recibir aproximadamente 4.767.245 toneladas de residuos sólidos por 20 años de vida útil con una tasa inicial de 427 toneladas por día.

Vertedero El Boro

Respecto de la solución que significa este relleno sanitario, para comenzar finalmente con el cierre definitivo del vertedero El Boro, lugar al que hasta hoy llegan las casi 500 toneladas diarias de residuos domiciliarios de las comunas de Iquique y Alto Hospicio, el alcalde hospiciano Patricio Ferreira aclaró en su momento que para que eso ocurra, es necesario tener operando otro relleno. “Para cerrar el vertedero tenemos que tener operando al 100% una nueva planta de tratamiento de residuos domiciliarios o rellenos sanitarios, por lo que es necesario que se adopte la mejor alternativa para dar una solución a un problema que se arrastra por años”.

Frente a la inclusión de los vecinos de la comuna, el edil indicó que su postura es “avanzar con participación de la ciudadanía, tener gobiernos participativos en la que la solución sea adoptada por todos”.

Centro de Tratamiento Integral de Residuos Sólidos

Pero el relleno sanitario privado Santa Inés no es la única alternativa para terminar con la operación del vertedero de El Boro. En efecto, en una alianza entre los municipios de la Provincia de Iquique, se logró en junio del año pasado la aprobación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Tarapacá, para el proyecto de construcción de un centro integral de tratamiento de residuos. De esta forma, una vez que se entreguen los recursos de la SUBDERE, se licitarán los estudios de diseño que se tendrán que realizar, y con esa adjudicación se postulará a la ejecución del Centro de Tratamiento Integral de Residuos Sólidos de Alto Hospicio que va a dar solución a los residuos generados en Iquique y Alto Hospicio. Finalizados todas las etapas, las autoridades de ambas ciudades esperan que el nuevo recinto esté operativo en los próximos dos años.

El objetivo del proyecto que estará instalado en el sector de Pampa Perdiz, donde el municipio de Alto Hospicio cuenta con 300 hectáreas, apunta a que las comunas de Iquique y Alto Hospicio cuenten con una instalación sanitaria, ambiental y técnicamente sustentable para disposición final de los residuos sólidos domiciliarios y asimilables a domiciliarios, que considera instalaciones de valorización de residuos orgánicos para producir compost, tratamiento de residuos inorgánicos reciclables, gestión de residuos voluminosos y disposición final de residuos de la construcción, que permita hacer frente a la demanda prevista de este servicio para los próximos 20 años, en acuerdo a la normativa ambiental aplicable.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *