Recicladores de Base: La piedra angular del reciclaje

Los recicladores de base, viven de este oficio, generando sus ingresos, de acuerdo al material que recuperan en domicilios, calles o empresas. Del gran número de personas que realizar esta labor, el 60% son mujeres jefas de hogar.

El 1ero de marzo se celebra el día del Reciclador de base, rol que, según la Organización Internacional del trabajo, cumplen más de 20 millones en todo el mundo.

En Chile, son cerca de 60 mil personas cumpliendo esta función vital a hora de hablar de la cadena de recuperación de residuos.

Recolectar, seleccionar, recuperar, transformar, comercializar y reutilizar los residuos sólidos; es parte del día a día de hombres y mujeres que realizan una relevante labor para el medio ambiente y que, actualmente, han tomado mayor visibilidad. Soledad Mella, vicepresidenta del Movimiento de Recicladores de Chile, reconoce que “las personas nos ven como héroes del planetas. Además, desde que se levantó la Ley REP el escenario cambió. Por primera vez se comenzó a hablar de nosotros y los privados comenzaron a valorar nuestro trabajo y capacidad para hacernos cargos de campañas importantes, como la de recuperación de botellas plásticas”. 

Verónica de la Cerda, CEO TriCiclos, empresa que ha trabajado codo a codo en el gremio, destaca la labor histórica que han tenido los recicladores de base, quienes han sido pioneros a la hora de pensar en  dar una segunda vida a lo que algunos llaman basura. 

“Ellos  siempre han cumplido un rol sumamente relevante en términos ambientales, tanto para la recuperación de residuos como para concientizar con un mensaje ambiental respecto a su trabajo. Pero  también creo que  han sido importantes en cuanto a los que se ha reciclado en nuestro país, sobre todo cuando no había legislación de por medio”, enfatizó.

Sin embargo, pese a ser el primer eslabón de la cadena del reciclaje, de la Cerda, sostiene que durante muchos años ellos se han desempeñado bajo condiciones precarias de trabajo, por lo que la dignificación de los recicladores de base es parte relevante de la propuesta de TriCiclos. “Lo que hicimos fue crear el punto limpio como un espacio donde el reciclador de base pudiese formalizar su trabajo, utilizando toda su experiencia a la hora de realizar una correcta separación de los materiales y educar al consumidor que va a los puntos. Esto ha permitido que se formalice y dignifique su trabajo, pero también que se genere una relación cara a cara con quien genera el residuo”, señaló.

Ley REP: Nuevos Desafíos

Pero eso no es todo, la incorporación de la Ley REP presenta nuevos desafíos para estos “agentes ambientales”, ya que según Soledad debieron cambiar la forma con que miraban el proceso, entendiendo la necesidad de organización y profesionalización en la materia. “Sabemos que somos los únicos capaces cubrir en la recolección de residuos a lo largo de Chile, pero lamentablemente no contamos con los equipos, infraestructuras y centros de acopio, ya que seguimos usando nuestras casas. Hoy el decreto nos obliga a responder con las metas, por lo que necesitamos que los privados crean en nosotros y confíen que, en el fondo, somos la mejor empresa de reciclaje”.

Este llamado al sector privado lo comparte la líder de TriCiclos, quien señala que “como sociedad tenemos el desafío poner en práctica modelos de negocio más inclusivos, donde se fomente la colaboración entre empresas grandes, chicas , microemprendedores- como lo son los recicladores de base-  y ese desafío también se aplica a la industria de gestión de residuos y, evidentemente, así garantizamos que sean parte de la solución al problema de los residuos en nuestro país”.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *