Publican decreto que hace obligatorio el reciclaje de neumáticos en el marco de la Ley REP

La generación anual de residuos de neumáticos se estima que bordea las 140 mil toneladas, de las cuales solo un 17%, aproximadamente, se maneja de forma ambientalmente racional. Del porcentaje restante, una fracción termina siendo depositado de forma ilegal en basurales y vertederos clandestinos, desconociéndose con exactitud el destino de una gran mayoría de residuos de neumáticos.

Este miércoles 20 de enero se publicó en el Diario Oficial el decreto que fija metas de recolección y valorización para los neumáticos, el primero de la ley 20.920, de Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje, conocida como Ley REP, que tiene como objetivo principal establecer una industria que se responsabilice por sus productos a través de la prevención de generación de residuos y de su recuperación y reciclaje.

Este decreto que fija metas asociadas a los neumáticos, es el primero de un total de seis, asociados también a Envases y Embalajes; Aceites Lubricantes; Aparatos Eléctricos y Electrónicos; Pilas; y Baterías.

“Esto marca un hito para el desarrollo sustentable del país porque es el primer decreto de la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) que entra en vigencia, estableciendo exigentes metas de recolección y reciclaje de neumáticos, lo que permitirá aprovechar los materiales para crear nuevos productos, disminuir la generación de basura y mejorar la calidad de vida de las personas”, explicó la seremi de Medio Ambiente de la Región de Tarapacá, Moyra Rojas.

La autoridad recordó que continúan con el trabajo en los otros decretos establecidos por la ley REP, “además de una profunda agenda que busca transformarnos en un Chile circular sin desperdicios, que nos permite transitar desde la economía lineal, generadora de grandes cantidades de basura, a una circular en la que los materiales se aprovechan, impulsando el desarrollo sustentable, inclusivo y resiliente al clima”, explicó la autoridad regional.

Neumáticos y Categorías

En el caso específico de los neumáticos, la responsabilidad extendida del productor será aplicable a las empresas que los introduzcan en el mercado nacional. El decreto establece la obligación de que estas empresas –agrupadas en un sistema de gestión- organicen y financien la recolección de los neumáticos fuera de uso en todo el territorio nacional, así como su almacenamiento, transporte y tratamiento en conformidad con la normativa vigente.

Se establecen dos categorías de neumáticos afectos a la regulación REP. Estás son la “Categoría A”, integrada por los neumáticos más comunes. Técnicamente, incluye a los neumáticos que tengan un aro inferior a 57 pulgadas, con excepción los que tengan un aro igual a 45 pulgadas, a 49 pulgadas y a 51 pulgadas. En tanto la “Categoría B”, corresponde a los neumáticos mineros, que incluye aquellos que tengan un aro igual a 45 pulgadas, a 49 pulgadas, a 51 pulgadas y aros iguales o mayores a 57 pulgadas.

Metas de Recolección

Para los neumáticos Categoría A se establecen como metas de recolección en el primer año un 50%, en el cuarto año 80% y en el octavo año 90% de recolección. En el caso de la Categoría B la recolección el primer año será de 25%, al quinto año es de 75% y al octavo año es de 100%

El decreto establece que las metas comenzarán a fiscalizarse tras 24 meses de la publicación, lo que en este caso implica que comenzarán a aplicarse desde el 2023, en tanto la meta más alta se alcanzará en 2030.

Multas por Incumplimientos

La ley establece grandes multas para quienes no cumplan las metas impuestas. La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) estará a cargo de sancionar las infracciones con hasta 10 mil UTA.

140 mil toneladas de residuos

En Chile se venden, anualmente, alrededor de 6,6 millones de neumáticos, los que corresponden a cerca de 180 mil toneladas. Considerando el desgaste por el uso, la generación anual de residuos de neumáticos se estima que bordea las 140 mil toneladas, equivalente al volumen del cerro Santa Lucía. De esas toneladas, sólo un 17%, aproximadamente, se maneja de forma ambientalmente racional. Del porcentaje restante, una fracción termina siendo depositado de forma ilegal en basurales y vertederos clandestinos, desconociéndose con exactitud el destino de una gran mayoría de residuos de neumáticos.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *