PDI clausuró faenas de construcción de vertedero privado Santa Inés en Alto Hospicio

Cumpliendo con una resolución emanada por el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, la Brigada Económica de la Policía de Investigaciones (BRIDEC) de Iquique cerró temporalmente las faenas de construcción del relleno sanitario Santa Inés de Alto Hospicio, en el marco de la reclamación realizada por vecinos del sector El Boro de esa comuna, ante la determinación del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), que aprueba el proyecto.

La historia de este caso comienza con una resolución del SEA, que calificó de manera favorable el relleno sanitario Santa Inés, ubicado en el camino a Caleta Buena, en la comuna de Alto Hospicio.

En efecto, se trata de las obras de construcción de un vertedero privado, propiedad de la empresa COSEMAR S.A. que tendrá una superficie útil de 46,20 hectáreas para la disposición de los residuos sólidos domiciliarios y asimilables, provenientes de las comunas de Iquique y Alto Hospicio.

Durante la operación se espera recibir cerca de cinco millones de toneladas de residuos sólidos, durante los 20 años de vida útil que se estiman al lugar. Con una tasa inicial de 427 toneladas depositadas por día.

El Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta decretó en diciembre pasado la paralización de las obras de este nuevo vertedero privado, por falta de claridad en información geológica del sector. La medida de suspensión indica que ésta será efectiva “hasta que la empresa responsable no acredite con estudios científicos la ausencia de riesgo sísmico en el sector”, según decretó el tribunal.

Tras este fallo, la empresa Cosemar S.A. incumplió la medida cautelar impuesta por el tribunal y continuó con su instalación de faena y avance de obras. Tras constatar este incumplimiento, el Tribunal antofagastino decretó el pasado lunes 6 de abril la clausura temporal del recinto y el pago de una multa de 1 Unidad Tributaria Mensual.

El apremio se decretó luego que el Tribunal logró establecer -a través de una diligencia solicitada a la Brigada de Delitos Ambientales, BIDEMA, de la Policía de Investigaciones- que la empresa había efectuado instalaciones de faena en el lugar, mismas -que según informó la empresa- fueron paralizadas el 26 de febrero.

Esta medida cautelar, que paraliza las obras y clausura faenas, fue adoptada en octubre del año pasado, a propósito de la falta de claridad en torno a los estudios de suelo del sector. El fallo indica que las obras estarán paralizadas “hasta que la empresa a cargo del proyecto no acredite con estudios científicos la ausencia de riesgo de peligro sísmico en la falla geológica denominada Zofri”.

Este fallo surge luego que se admitiera a trámite una reclamación efectuada por la Junta Vecinal Emprendedores del Desierto y otras organizaciones sociales de Alto Hospicio, quienes no están de acuerdo con la resolución del Servicio de Evaluación Ambiental, que calificó de manera favorable el relleno sanitario de la empresa Cosemar S.A.

Te puede interesar leer también: Sigue lejana la posibilidad de cierre de vertedero El Boro

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *