Madrid se prepara para acoger la COP25

Luego que Chile decidiera suspender el desarrollo de la cumbre de cambio climática, a raíz de la crisis social que enfrenta el país, Madrid acogerá la COP25, un evento que supone un reto logístico a resolver en cuatro semanas.

Madrid se prepara para recibir a las delegaciones de la COP25 en Madrid.

Luego que la secretaría de la ONU sobre Cambio Climático, con sede en Bonn, anunciara la decisión de que la próxima cumbre del cambio climático se celebrará en la capital española, se inició una vertiginosa carrera para avanzar en el desarrollo de la cumbre.
El desarrollo de la COP25 pueden reunir hasta 25.000 personas y supone un reto logístico para resolver en cuatro semanas: se necesitan dos espacios cercanos entre sí para albergar las negociaciones y eventos alternativos, suficientes plazas hoteleras y transporte público.

“Un privilegio” para España
La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, agradeció a su colega chilena, Carolina Schmidt, “la confianza” en el Gobierno español para celebrarla y añadió que para España supone “un privilegio” respaldar la acción global contra el cambio climático.
La Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre cambio climático (COP, por sus siglas en inglés) es el órgano en el que se reúnen los 195 países firmantes de la convención, que en 1994 reconoció el cambio climático, para adoptar decisiones en torno al clima.
Normalmente las cumbres se preparan durante dos años y de hecho ya se sabe la ciudad que acogerá la COP26, Glasgow (Escocia, Reino Unido).
Chile asumió la presidencia de la actual -que sigue manteniendo- y su organización después de la renuncia de Brasil con la llegada del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Cuatro semanas de preparativos
Ahora, Madrid deberá preparar en cuatro semanas toda la logística para miles de expertos y periodistas asistentes a un foro para el que, además de un aeropuerto internacional con elevado tráfico aéreo, son imprescindibles plazas hoteleras disponibles y garantizar el transporte público.
Además, hay que buscar un gran recinto y diseñar un dispositivo de seguridad acorde.
Según fuentes conocedoras de la organización de estas cumbres, si bien las COP duran una semana, representantes de las delegaciones suelen estar hasta tres semanas en la ciudad que acoge el evento, que requiere un recinto adecuado.
Ese recinto necesita dos espacios, uno que estará controlado por Naciones Unidas y que albergaría, entre otros, a las delegaciones y las negociaciones de casi 200 países, y otro para “eventos paralelos”, como la presentación de informes científicos o actos de ONG.
El recinto ferial Ifema en Madrid, a las afueras de la ciudad, es uno de los espacios que podría albergar esta reunión, ya que allí se han celebrado congresos de hasta 50.000 participantes.
Sin embargo, fuentes de Ifema no pudieron concretar si este espacio estaría disponible en las fechas de la COP25.

Seguridad y abundante alojamiento
A su juicio, la capital tiene “muchos puntos fuertes, como la seguridad”, y “la abundante oferta de alojamiento”.
En este sentido, aseguró que las 90.000 camas que suman los hoteles de Madrid serían suficientes para atender a todos los asistentes a la cumbre y además ofrecer alojamiento para los turistas que habitualmente recibe Madrid en esas fechas próximas a la Navidad.
En cuanto al transporte, el portavoz de la Federación de Profesionales del Taxi de Madrid, José Miguel Funez, aseguró que están preparados para dar servicio a las 25.000 personas que se calcula que asistirían. El sector del taxi en Madrid cuenta con 15.723 profesionales.
Además de la logística hotelera, transporte y seguridad, hay una cuestión que también preocupa, en este caso a la sociedad civil. Para las ONG es importante el tejido social que se crea en estas cumbres y, si bien la agenda de los eventos paralelos está bastante avanzada, un cambio en la ubicación de la cumbre puede dificultar la llegada y participación de representantes de las organizaciones.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *