La pugna entre la “fast fashion” y la moda sustentable para disminuir el impacto de la industria textil en el medio ambiente

Especialistas señalan que para la fabricación de un kilo de algodón se requieren alrededor de 10 mil litros de agua. Con el fin de mitigar estos efectos, marcas internacionales apuestan por líneas de productos que promueven uso responsable de los recursos naturales y materiales textiles

Según datos de Naciones Unidas (ONU), la industria textil es la segunda más contaminante a nivel mundial, en especial por el auge de la moda rápida (fast fashion) que produce prendas de vestir a muy bajo costo y con una vida útil muy reducida, que las transforma rápidamente en desechos textiles contaminantes para el medio ambiente.

Si consideramos la opinión  de especialistas, que señalan que para la fabricación de un kilo de algodón se requieren alrededor de 10 mil litros de agua, sumado a la preponderancia de la moda rápida, el panorama no es auspiciador para el medio ambiente.

Deterioro Ambiental

Las cifras corroboran el mal pronóstico, dado que la industria textil es la responsable de 20% de las aguas residuales y 10% de las emisiones de carbono, provocando afectaciones en las cosechas y en la salud de los productores.

Especialistas señalan que si persiste el ritmo actual en la explotación de recursos por parte de la industria textil, para el año 2050 ésta habrá usado 26% del presupuesto de carbono asociado a la meta de reducción en 2 grados Celsius; por otra parte señalan que el número de microfibras de plástico que llegan a los océanos podrán sobrepasar los 22 millones de toneladas, lo que afectaría los ecosistemas marinos.

Prendas Sustentables

En este escenario poco auspicioso, con el objetivo de reducir los impactos causados por la industria textil, por segundo año consecutivo la marca de ropa C&A lanzó su línea de productos “Wear The Change”, los cuales promueven el uso responsable de los recursos naturales y materiales textiles.

Un estudio realizado por Ester Xicota, consultora en sostenibilidad y economía circular en la industria de la moda, asegura que 66% de los consumidores a nivel mundial se encuentran dispuestos a pagar más por productos que estén elaborados con materiales sustentables y bajo medidas que representen un impacto positivo para el planeta.

Alejandra Sánchez, líder de sustentabilidad de la marca C&A e México, afirmó que debido a la falta de comunicación entre las marcas y sus consumidores, en ocasiones no se tiene una idea clara de los impactos que genera la industria de la moda y las formas en las que las marcas pueden mitigarlos, lo que frena un consumo más responsable.

C&A cuenta con diversas tiendas en más de 17 países, la mayoría se encuentran en Europa, por lo que la oferta de sus diseños son diferentes en cada país.

De acuerdo con la líder en sustentabilidad de C&A, cada vez son más los clientes están mostrando interés en la oferta de productos sustentables, ante los efectos evidentes de la crisis climática instalada.

¿Que ocurre con la moda sostenible tras la COVID-19?

Es un hecho que la COVID-19 ha generado una crisis económica en diversos sectores, pero por otra parte también es bien sabido que es una oportunidad para desarrollar nuevos modelos de producción y consumo.

La crisis sanitaria generada por la COVID-19 ha aumentado la conciencia ecológica y sustentable de los consumidores. De acuerdo con Global Fashion Agenda, plataforma colaborativa para el impulso de la sostenibilidad en la industria de la moda, uno de los aspectos más relevantes respecto a la industria textil ha sido el constante riesgo de desabasto por parte de los proveedores.

En el caso de C&A, Alejandra Sánchez mencionó que debido a la pandemia ha habido una desaceleración en la producción ligada a los paros económicos y los periodos de cuarentena, “en el mediano plazo esperamos que más miembros de la industria textil se sumen a iniciativas de sustentabilidad, dado que el COVID-19 ha sido una sacudida para todos respecto a cómo nuestra vida puede cambiar de un momento a otro”, declaró.

La industria textil tiene muchos impactos ambientales, sobre todo en el tema de extracción de materiales, México representa uno de mercados emergentes con diseñadores, marcas y fabricantes textiles que buscan formas de mitigar los impactos negativos de los sectores social, económico y ambiental, impulsando alternativas que sean amigables con el medio ambiente.

Siguiendo con la experiencia de México, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de ese país informó recientemente que solo el 0.5% de las prendas desechadas se reciclan, “se sospecha que el cambio climático podría tener un impacto similar en cambiar la forma en la que vivimos, por lo cual más y más cambios son necesarios en la forma en la que producimos y consumimos”, concluyó Sánchez.

Algodón Orgánico

En este sentido, la línea anunciada de C&A busca promover prendas sustentables a partir de algodón orgánico, el cual es cultivado con un menor uso de agua, sin pesticidas, ni es modificado genéticamente, lo que significa un impacto menos dañino para el medio ambiente.

Por otra parte la marca también cuenta con prendas de algodón reciclado, las cuales son fabricadas a partir de retazos de tela sobrantes y también crearon los Jeans Bio-Wash, los cuales representan una reducción de hasta un 60% del uso del agua en su proceso de lavado.

De esta manera se visualizan esfuerzos aislados por disminuir el impacto de la industria textil en el planeta, los que solo se irán replicando en la medida que los consumidores privilegien la producción sustentable, por sobre la moda rápida.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *