La otra cara del Covid 19: El planeta, se tomó un respiro ambiental

Mientras la pandemia del coronavirus avanza por el mundo dejando dolor y muerte, el planeta parece haber tomado un respiro. Las medidas aplicadas por los gobiernos como cuarentenas, restricciones de traslados y cierre de establecimientos comerciales, han reducido los niveles de contaminación en forma radical.
Así, hoy Madrid está menos contaminado, en Venecia, los cisnes y, hasta los delfines, volvieron a recorrer sus canales y en China la calidad del aire ha mejorado a niveles históricos.

Paradójico por decir lo menos. Eso es lo que está sucediendo en el mundo. Mientras los ciudadanos permanecen en cuarentena, aplicando rígidas medidas de aislamiento social, el planeta parece florecer nuevamente, como buscando una segunda oportunidad de vida.

 En medio de fábricas cerradas, autopistas vacías y calles desérticas, que son parte de las imágenes que ha dejado en distintas partes del mundo el avance de una de las pandemias más difíciles que ha enfrentado la humanidad en los últimos 70 años, las ciudades parecen haber recuperado sus colores.

Desde China hasta Venecia, Barcelona o Madrid, estos son algunos de los efectos secundarios positivos de la crisis sanitaria, todo provocado por el descenso de los desplazamientos de vehículos y de la menor producción industrial.

Venecia: Bella

Los canales de Venecia lucen hoy con aguas transparentes, algo que no se veía desde hacía mucho tiempo.

Es más, también se han podido apreciar distintos animales, como cisnes, peces e incluso hasta delfines, quienes han retornado a su hábitat natural.

El espectáculo natural que el coronavirus ha dejado en Venecia ha provocado un sinfín de comentarios en redes sociales, en donde los usuarios invitan a todos a generar mayor conciencia sobre temas como contaminación y cambio climático sin necesidad de tener que reflexionar por culpa de una pandemia.

China, mejor calidad del aire

Los datos no mienten. A lo largo de todo el mes de febrero, el primero del largo confinamiento que lleva la provincia china de Hubei, el promedio de días sin contaminación atmosférica aumentó en un 21,5% en comparación con las mismas fechas del año anterior, según un informe del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China.

Asimismo, las imágenes de satélite publicadas por la NASA y la Agencia Espacial Europea mostraban una reducción drástica de las emisiones de dióxido de nitrógeno en las principales ciudades del país.

España: Aire más puro

Madrid ha reducido la contaminación atmosférica hasta en un 35%, debido principalmente a la combinación de dos factores: las medidas de confinamiento por el coronavirus y la inestabilidad meteorológica.

 Los datos facilitados diariamente por el Sistema de Vigilancia de Calidad del aire del Ayuntamiento de Madrid no dejan lugar a dudas: durante los días de confinamiento, los cinco distritos de la ciudad cuentan con medidas catalogadas dentro de la categoría “muy bueno” del índice de calidad del aire.

Por su parte, en Barcelona los datos de la Generalitat indican que las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) se redujeron a la mitad tras solo tres días de confinamiento.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *