Incluyen a Recicladores como “Actividad Esencial” para tener permisos de desplazamiento mientras dure Estado de Catástrofe

Un final feliz tuvo la petición hecha por la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR) al gobierno, luego que esta semana públicamente el gremio solicitara a las autoridades ser considerados como una “actividad esencial” ante un eventual escenario de cuarentena general en el país, a propósito de la pandemia por COVID-19.

Luego de numerosas gestiones ante el ministerio de Medio Ambiente, sumado al envío de cartas a los ministros de Economía, Hacienda e Interior, además de alcaldes e intendente de la Región Metropolitana, este jueves 2 de abril la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje tuvo una muy buena noticia, luego que constataran en el instructivo de Permisos de Desplazamiento actualizado ese día por el gobierno, la inclusión de los recicladores dentro de quienes pueden solicitar permisos de desplazamiento durante los horarios de restricción a propósito del estado de Catástrofe que rige en el país, a partir del aumento sistemático de contagios de COVID-19.

“Como asociación gremial, recibimos una excelente noticia. Los más de once mil colaboradores que trabajan con nuestros asociados pueden tener la certeza que la cadena de la industria del reciclaje está asegurada mientras dure la emergencia sanitaria” señalaron desde ANIR a través de su sitio web. La aprobación llegó desde el Ministerio de Economía y señala que la industria del reciclaje se consideró en el Instructivo para permisos de desplazamiento, autorizando a los trabajadores de empresas recolectoras de basura, de transporte de residuos, fosas sépticas, rellenos sanitarios, limpieza y lavado de áreas públicas y personal contratado por empresas e instituciones que transporten y procesen materiales reciclables, embalajes y envases. “No nos queda más que dar gracias a todas las autoridades que en esta última semana escucharon nuestra petición”, comentó Alejandro Navech, gerente general de la Asociación.

Según argumentaron desde ANIR, era necesario que la actividad fuera considerada esencial, no solo para evitar que los residuos reciclables terminen mezclados con la basura, se contaminen y finalmente lleguen a un relleno sanitario, sino porque permite la recuperación de materias primas indispensables para la fabricación de productos básicos como papel, cartón, plástico y vidrio, entre otros.

“Asimismo, las cadenas de supermercados son grandes generadores de plásticos, cartón y otros desechos que no pueden acumular indefinidamente y que se verían en la obligación de disponer en rellenos sanitarios, saturando de paso a la red de recolección de basura y elevando asimismo el riesgo sanitario”, agregó el gremio en un comunicado.

El impacto de los decretos de cuarentena aplicados en algunas comunas ya habían generado una alerta en la recolección de reciclaje, principalmente de parte de los recicladores de base, municipios y de los gestores de puntos limpios. Pero el problema para la industria era mayor, puesto que no considerarlos podía poner en riesgo la operación de las plantas de reciclaje y valorización que existen el país.

Estadísticas

Según un estudio realizado en 2018 por el Ministerio del Medio Ambiente en el marco de la implementación de la Ley REP, en Chile existen 7.186 puntos verdes, 98 puntos limpios y 54 empresas valorizadoras de residuos, la mayoría concentrada en la Región Metropolitana. En cuanto a materiales, dicho informe indica que en el caso de aceites lubricantes, por ejemplo, se valorizan 5.050 toneladas mensuales (el 58% de lo generado), mientras que en plástico PET esta cifra alcanza las 1.032 toneladas mensuales, y de plásticos en general se reciben cada mes en las plantas de valorización 2.719 toneladas.

En relación al impacto en el empleo que tiene esta industria, son cerca de 10.100 personas que trabajan en las empresas socias de ANIR, a quienes se suman 60 mil recicladores de base del país, quienes entregan a estas empresas todo lo que recolectan generando así sus ingresos diarios.

Reciclaje como actividad esencial en Norteamérica y Europa

A partir de la incorporación del reciclaje como actividad esencial, Chile queda al mismo nivel de valoración de esta actividad, como Europa y Norteamérica a partir del mismo escenario de restricciones a causa de la pandemia global.

Según información de ANIR, países como Inglaterra, España y Estados Unidos han determinado incorporar la gestión de residuos como actividad esencial. La Federación Europea de Gestión de Residuos y Servicios Ambientales (FEAD) solicitó a los países miembros de la Unión Europea que reconozcan claramente las actividades de gestión y reciclaje de residuos como tal en su calidad de servicios de interés económico general, en una declaración emitida el 19 de marzo pasado, afirmando que se trata de actividades “vitales para la economía y la población europea en la lucha contra el coronavirus”.

En España, el Consejo de Ministros aprobó el pasado domingo un decreto que, entre otras cosas, considera el área de gestión de residuos y las actividades de descontaminación dentro de las actividades esenciales, mientras que Reino Unido ha unificado pautas de trabajo entre compañías de reciclaje y gestión de residuos, las industrias y los organismos del gobierno local.

Este último acuerdo indica que “cualquier interrupción en los servicios de reciclaje será un último recurso y si esto es inevitable, no debemos permitir que rompa nuestro hábito nacional de reciclaje a largo plazo”, y releva la necesidad de mantener la cadena de retiro de residuos peligrosos y no peligrosos “con el fin de disponerlos adecuadamente a través del reciclaje y no provocar acopios excesivos en puntos de generación, y evitar la aparición de vectores e infecciones”.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *