Estados Unidos notificó oficialmente a Naciones Unidas su salida del Acuerdo de París

Decisión anunciada en junio de 2017 se hará efectiva oficialmente el 4 de noviembre de 2020.

Presidente, Donald Trump, anunció el 2017 que se retiraría del acuerdo contra el cambio climático.

El comunicado enviado por Mike Pompeo, Secretario de Estado norteamericano, en el que daba inicio formal a la cuenta regresiva para la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París no cayó nada bien entre los líderes mundiales de la Unión Europea y del resto de las 187 naciones que suscribieron el mayor pacto vinculante frente a la crisis climática.
Básicamente el Acuerdo de París establece un plan de acción mundial para limitar el calentamiento global, por eso resulta incómoda la retirada del Gobierno de Estados Unidos, que con la notificación enviada a Naciones Unidas empezó el proceso formal para retirarse del pacto.
“Hoy, Estados Unidos comenzó el proceso para retirarse del Acuerdo de París. Según los términos del acuerdo, Estados Unidos presentó una notificación formal de su retirada a las Naciones Unidas. La retirada entrará en efecto un año después de la entrega de la notificación”, señaló el secretario de Estado.
Recordemos que el Presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el 1 de junio de 2017 que Washington se retiraría del acuerdo contra el cambio climático, aunque la petición no pudo formalizarse hasta hoy por cuestiones contractuales del propio convenio, adoptado en 2015.
En efecto, el punto 28 del Acuerdo de París indica que cualquier país que haya ratificado el acuerdo, como es el caso de EE.UU., solamente podía solicitar su salida tres años después de su entrada en vigor, es decir, hoy.
Una vez presentada formalmente la petición, tiene que pasar otro año para que la salida del acuerdo sea efectiva, por lo que Estados Unidos se desvinculará del pacto el 4 de noviembre de 2020.
Según argumentó en el comunicado Mike Pompeo, “el Presidente Trump tomó la decisión de retirarse del Acuerdo de París debido a la carga económica injusta impuesta a los trabajadores, las empresas y los contribuyentes estadounidenses por las promesas de Estados Unidos hechas en virtud del acuerdo”. Asimismo, el jefe de la diplomacia estadounidense aseguró que desde el anuncio del abandono del pacto Estados Unidos “ha reducido todos los tipos de emisiones, incluso a medida que crece la economía y el Gobierno garantiza el acceso de los ciudadanos a energía asequible”.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *