Crisis climática y expectativas de los clientes generan primera fábrica automotriz de economía circular

El objetivo de la reconversión es obtener un saldo negativo de emisiones de CO2 al año 2030

La marca Renault convertirá su emblemática planta en Flins, Francia, en un centro de investigación y reciclaje. Es la primera de su tipo en el Viejo Continente y pretende lograr un saldo negativo de CO2 para 2030.

Renault presentó su proyecto “Re-Factory” con el cual planea convertir su planta de Flins, en un centro de investigación y reciclaje. Esta sería la primera fábrica de economía circular de Europa dedicada a la movilidad con un balance negativo de CO2 para 2030.

El principio de economía circular de la estrategia de Renault se define como un sistema de aprovechamiento de recursos, donde prima la reducción, reutilización y reciclaje de elementos. El proceso de adecuaciones de esta fábrica se desarrollará gradualmente entre 2021 y 2024. También, con miras a 2030, la marca se proyecta emplear a más de 3.000 personas en dicho centro.

La crisis climática y las expectativas de los clientes han llevado al Grupo Renault a orientar su estrategia con fuertes ambiciones en cuanto a la calidad y durabilidad de sus productos, así como la reducción de sus emisiones de carbono. La marca está convencida de que la economía circular tiene un potencial de crecimiento extremadamente potente. Con el Re-Factory, la ambición del grupo es estar un paso por delante de la competencia.

“Con el Re-Factory, Flins se convertirá en un referente europeo en la economía circular. Lo anterior permitirá al grupo responder a los desafíos a los que se enfrentan los actores de la movilidad y de la industria automotriz hoy día y más aún, mañana. Esta planta, con el objetivo de un balance negativo de CO2 para 2030, está plenamente en línea con la estrategia global del grupo, combinando economía circular, reducción de emisiones, desarrollo de competencias y creación de nuevas actividades generadoras de valor”, señaló Luca de Meo, CEO de Renault.

El Re-Factory se estructurará en torno a cuatro centros de actividad cuya experiencia apoyará todo el ciclo de vida del vehículo, actuando sobre los principales componentes de la economía circular: suministro, ecodiseño, economía de funcionalidad, mantenimiento, reutilización, re-manufacturación y reciclaje.

Los 4 centros de actividad:

• Re-Trofit: esta división agrupará todas las actividades que permitan prolongar la vida útil de los vehículos y sus usos, en coordinación con la división Re-Ciclo para garantizar una gestión eficiente del flujo de piezas y materiales usados dentro del mismo sitio. También se basará en un centro de pruebas y prototipos para la durabilidad de los automóviles y sus materiales, para enriquecer el diseño de futuros vehículos y proponer mejoras durante el uso.

• Re-Energy: este centro planea desarrollar el potencial de aplicaciones derivadas de baterías eléctricas y nuevas energías a escala industrial, incluyendo la optimización de la vida útil de las baterías, el desarrollo de aplicaciones de segunda vida como el almacenamiento de energía estacionaria, la gestión del final de la vida útil de las baterías y el desarrollo de soluciones técnicas y de suministro para nuevas energías como el hidrógeno.

• Re-Cycle: esta división, integrando las actividades de Choisy le Roi, reunirá todas las actividades del grupo contribuyendo a una gestión eficiente de los recursos y sus flujos para promover el suministro de piezas y materiales en periodos cortos e integrar una parte de materiales reciclados o reutilizados.

• Re-Start: para mejorar y desarrollar el know-how industrial, pero también para acelerar la investigación y la innovación en la economía circular, este centro planea albergar una incubadora, así como una universidad y un centro de formación.

Estas cuatro entidades estarán diseñadas para interactuar con su entorno (filiales, clientes, socios, etc.) y operarán de manera interconectada y complementaria. Así, por ejemplo, el centro Re-Trofit podrá enviar piezas usadas al centro Re-Cycle y obtener piezas renovadas o reutilizadas a cambio. El centro Re-Cycle también suministrará piezas y materiales a los demás centros y preparará baterías usadas del centro Re-Energy para un nuevo uso en segunda vida útil.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *