Concluyeron alegatos por proyecto “Dominga” en Tribunal Ambiental de Antofagasta

Dejando en claro las razones ambientales por las que el megaproyecto minero portuario Dominga, de la compañía Andes Iron, fue rechazado en dos oportunidades, los abogados representantes de la comunidad local y de organizaciones medio ambientales concluyeron los alegatos llevados a cabo entre el 3 y 5 de marzo ante el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta. En tanto la empresa minera arremetió con una propuesta alternativa que implicaría dejar de construir el terminal portuario incluido en el proyecto inicial como una medida de mitigación ambiental

Ayer jueves concluyeron los alegatos en el Tribunal Ambiental de Antofagasta, con el fin de ratificar o modificar el rechazo sufrido por el megaproyecto minero portuario Dominga, en dos oportunidades durante el año 2017. En efecto en primera instancia la iniciativa -cuya inversión involucra 2.500 millones de dólares- fue rechazada por la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo y posteriormente por el Comité de Ministros, por no haber presentado medidas de mitigación apropiadas y no hacerse cargo de los impactos medio ambientales y de la salud de las personas.

“En las audiencias pudimos demostrar que los antecedentes técnicos contenidos en el expediente de evaluación de Dominga son suficientes para rechazarlo y, por lo tanto, lo que hizo el Comité de Ministros al calificar desfavorablemente el proyecto fue legal, por lo que esperamos que el Tribunal Ambiental mantenga el rechazo”, señaló Ezio Costa abogado de Oceana y Director Ejecutivo de FIMA. “Es importante recalcar que la discusión que tuvimos no es si Dominga es un buen o mal proyecto, sino más bien sobre si la resolución que rechazó el proyecto se ajustó o no a derecho”, agregó.

“Dominga concluyó su proceso de evaluación con una Resolución de Calificación Ambiental desfavorable precisamente porque el sistema de evaluación de impacto ambiental determinó que se trataba de un mal proyecto que no garantizaba la protección del medio ambiente”, afirmó la abogada de Defensoría Ambiental, Alejandra Donoso, representante del Movimiento en Defensa del Medio Ambiente de La Higuera, el Comité de Agua Potable Rural de Los Choros y la Asociación de Pequeños Propietarios Agrícolas de Los Choros. “Es deber constitucional del Estado preservar la naturaleza, por eso existe el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, el cual tiene como propósito proteger el medio ambiente y en el caso de Dominga, éste funcionó”, añadió.

Además, alegaron en contra del proyecto, la abogada Macarena Soler de Geute Conservación Sur en representación de Marcela Rey y Andrew Fry; la abogada Javiera Calisto de Oceana en representación de Javiera Espinoza; y el abogado Diego Lillo de FIMA a nombre de Cristóbal Díaz de Valdés, Ernesto Fredes y Aliro Zarricueta.

Empresa propone solución alternativa en alegatos

El abogado Patricio Leyton, representante de Andes Iron, anunció en sus alegatos que la empresa comprometió la instalación de un solo puerto en La Higuera. Según explicó, la compañía estaría disponible a no construir su puerto, si es que el proyecto Cruz Grande de CAP se concreta. Esta situación es incierta, puesto que CAP no cuenta con concesión marítima para las obras y hay recursos en su contra presentados por Oceana.

Entendemos la preocupación de los opositores al proyecto, a la existencia de dos puertos en la zona, Estamos asumiendo el compromiso de que se construya un solo puerto. Esto significa que si el proyecto Cruz Grande construye su puerto, nosotros no haremos el nuestro y por lo tanto evaluaremos ambientalmente la conexión. Entendemos que esta es una declaración importante y espero que los opositores y la comunidad lo valore”, señaló el abogado de la empresa al finalizar su alegato. 

En un comunicado posterior, la empresa ratificó lo señalado por su abogado en los alegatos, asegurando que se realizó una nueva propuesta consistente, en que se compromete a la instalación de un solo puerto en la zona.

La propuesta tuvo una rápida respuesta de la organización Oceana, a través de su abogado Ezio Costa

“Andes Iron está en su derecho de presentar a evaluación ambiental un nuevo proyecto minero si así lo estima conveniente, pero eso no tendrá relación con el proyecto Dominga actual, que discutimos en estos días. Ni el Tribunal está para pronunciarse, ni este procedimiento tiene ese fin. Quizás sería bueno que se desista de este juicio y haga una evaluación adecuada de sus nuevos emprendimientos” comentó Costa.

Reacciones de la comunidad local

En tanto, en diversas localidades de La Higuera, la comunidad local se mostró esperanzada en que el Tribunal Ambiental confirme el rechazo del proyecto. “Somos una gran mayoría de personas de la comuna que estamos por preservar nuestro ecosistema único, gracias a él podemos desarrollar actividades económicas sustentables como el turismo o la pesca artesanal, además de crear otras alternativas de trabajo para el resto de la población que son viables en esta comuna, porque estamos conscientes de lo que tenemos”, señaló Rosa Rojas del Movimiento en Defensa del Medio Ambiente de La Higuera.  “Creemos que nuestros abogados dejaron en claro esto y esperamos que los ministros del Tribunal Ambiental confirmen el rechazo al proyecto Dominga”, agregó.

Josué Ramos, presidente de la Cooperativa de Los Choros afirmó que en la comuna son más de 600 los pescadores que dan sustento a sus familias viviendo en armonía con la naturaleza, agregando que “Dominga ha logrado con dinero desunir a las comunidades costeras, generando odiosidad y división en nuestra comuna, pero somos la mayoría los que seguiremos luchando hasta las últimas consecuencias por el futuro de nuestros hijos y de la gente de la zona”, finalizó.

Por su parte, desde Alianza Humboldt Coquimbo-Atacama señalaron que el país no soportaría una nueva zona de sacrificio y que por lo tanto, el proyecto Dominga debe mantenerse rechazado, agregando que continuarán organizándose para demostrar que el proyecto en la región de Coquimbo es inviable.

Alianza Humboldt fue creada para defender el ecosistema único ubicado entre las comunas de La Higuera y Freirina caracterizado por su alto endemismo en tierra y por albergar una rica biodiversidad marina en el conjunto de islas e islotes ubicados en la costa, conocido como Archipiélago de Humboldt de la amenaza que representan los megaproyectos Minera Dominga de Andes Iron y Puerto Cruz Grande de CAP Minería.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *