Circulación global de los océanos se aceleró en los últimos 20 años especialmente en los trópicos

La circulación global oceánica juega un papel muy importante en los procesos meteorológicos porque el océano actúa como un gran termostato que regula la temperatura terrestre. Las aguas superficiales absorben parte del calor de la atmósfera y la circulación global oceánica se encarga de distribuirlo, de ahí la relevancia de esta investigación que indica que la intensificación de los vientos en las últimas décadas sería la principal causa del aceleramiento de la circulación oceánica

La circulación oceánica media global se ha acelerado en los últimos veinte años, en especial en las aguas tropicales, según un nuevo estudio que contradice investigaciones anteriores, las cuales sugerían que este proceso se vería debilitado por el calentamiento global.

Esa aceleración es “de gran alcance” y puede atribuirse -desde los años 90- a la intensificación planetaria de los vientos en superficie, que han aumentado un 2 % por década, señala un estudio publicado en Science Advances.

El texto, firmado por expertos chinos, estadounidenses y australianos, indica que el incremento del viento intensifica la circulación oceánica hasta una profundidad de 3000 metros en los océanos afectados.

La circulación oceánica redistribuye la energía de la Tierra, las masas de agua y tiene una influencia en el clima. Sin embargo, hasta ahora y a la luz del calentamiento generado por el efecto invernadero no estaba claro si existía una tendencia emergente en el sistema de circulación oceánica a nivel mundial, indica el estudio.

Las observaciones para realizar la investigación se limitaron, en su mayoría, a los 2.000 primeros metros de profundidad del océano y los autores hacen hincapié en la necesidad “urgente” de hacer estudios en las profundidades abisales para mejorar las proyecciones sobre cómo cambiará la circulación a medida que el clima se caliente.

Puesto que los océanos cumplen una función como importante depósito de calor y redistribuidor de energía, contar con mediciones precisas sobre el cambio de la circulación proporciona conocimientos fundamentales sobre la crisis climática.

El equipo de expertos, encabezado por Shijian Hu de la Academia china de Ciencias empleó mediciones de las corrientes oceánicas de la red Argo, que usa boyas marinas para monitorear las características de los océanos, y calcular la energía cinética global, que describe el movimiento del agua marina y proporciona un índice de la intensidad de la circulación oceánica.

El estudio identificó un incremento de la energía cinética cercana al 76 % en los 2000 primeros metros de profundidad de los océanos del mundo.

Los expertos indicaron que la importancia que tendrán estos cambios en la circulación oceánica sirven para entender los cambios más amplios en el sistema climático mundial.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *