Avanzan en mejorar la gestión de residuos en construcciones y demoliciones para reducir impactos en el medio ambiente

Esfuerzo público privado pretende disminuir los residuos en construcciones y demoliciones, generando mayor trazabilidad a éstos, demostrando el correcto manejo en su destino final, al tiempo de disminuir su impacto en el medio ambiente. El escollo por ahora es que los beneficios de esta política son de largo plazo y quienes construyen -en general- buscan retornos rápidos

La idea de contar con una guía para cambiar el paradigma de extraer – usar – tirar, dominante en el sector construcción, además de mejorar la gestión de los residuos de construcción y demolición (RCD), fueron la base para armar el documento “Hoja de Ruta RCD y Economía Circular en Construcción”, elaborado por el Comité Consultivo Público de la Estrategia RCD, que integran los ministerios de Vivienda y Urbanismo, Obras Públicas, Corfo, el programa Construye 2025, y el Ministerio del Medio Ambiente.

La idea del documento y las acciones que inspira es promover cambios reales y efectivos para avanzar hacia una economía circular y reducir el impacto que ha provocado la economía lineal. Según señala el escrito, el objetivo fundamental es avanzar en el reciclaje, productividad, eficiencia en el uso de recursos y generar beneficios para el medio ambiente y sus ecosistemas.

El escrito servirá de guía para impulsar políticas, iniciativas, acciones y metas, que favorezcan la transición hacia una mayor eficiencia y sustentabilidad en el uso de los recursos en materia constructiva, considerando el rol de los Ministerios, los gobiernos regionales y locales, los actores privados en la cadena de valor para la economía circular, así como las oportunidades en modelos de negocios y desafíos del diseño circular.

Caso Regional

Para el caso de la Región de Tarapacá, según explicó la seremi de Medio Ambiente Moyra Rojas, “nosotros estamos empeñados en fomentar la economía circular en la gestión de residuos de la construcción y demolición. Mediante talleres para los recicladores y gestores de residuos y con mesas de trabajo que vamos a generar con los municipios y la Cámara Chilena de la Construcción, entre otros actores involucrados en el sector constructivo”, explicó la autoridad.

En efecto, tanto organizaciones mandantes y colaboradoras podrán direccionar costos asociados a los planes de trabajo para entregar trazabilidad a los residuos y demostrar el correcto manejo. Actualmente, el Itemizado Técnico Regional está en revisión para la incorporación de requerimientos sustentables, abriendo opción al desarrollo de economía circular y fortalecimiento de Recicladores de Bases inscritos en el Registro de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (RETC).

Obra Piloto

En la comuna de Alto Hospicio se inició un proyecto piloto en esta línea, según explica Dick Carvajal, fundador de Residuos y Reciclaje (REIR), un emprendimiento en el diseño de métodos para demostrar el cumplimiento de los requisitos legales que apliquen a los residuos.

“El trabajo en conjunto entre entidades públicas, organizaciones, integrantes de la construcción y familias ha demostrado que es posible minimizar el impacto de la construcción en el medio ambiente. De hecho, el compromiso interministerial de la Mesa de Construcción Sustentable en la Región de Tarapacá dio respaldo al desarrollo de la obra piloto Summa Q´amaña de la Constructora ACL con nuestra asesoría”, explica Carvajal.

“Con este proyecto pudimos comprometer a 120 personas, reciclar 14 toneladas de residuos no peligrosos además de evitar la tala de 12 árboles”, aclara el gestor, quien recuerda que hace 3 años comenzaron el pilotaje en la implementación de acciones sustentables para el manejo de residuos en la construcción de viviendas sociales en Alto Hospicio. “A finales de 2018 en conjunto con el MINVU, Serviu, MMA y Municipalidad de Alto Hospicio, empezamos el pilotaje en la construcción de Summa Q’amaña, constituida por el Comité de Vivienda Indígena. En junio de 2019 el MINVU informó el inicio de la NCh3562 que regula los residuos de construcción y demolición dando ejercicio y respaldo a esta normativa, al demostrar su ejecución en el norte” asegura el representante de REIR, quien reconoce que uno de los grandes avances del proyecto fue la incorporación de los futuros dueños, al entregar conocimientos a los comités de viviendas para regular y administrar internamente la operatividad en el manejo de residuos.

Cadena de Recicladores

Actualmente -explica Carvajal- llevan el programa de fortalecimiento de recicladores de base, apoyando la actualización del ítemizado técnico regional para la subvención de retiro, pretratamiento y envío a las plantas de reciclaje. “El reciclaje de metales y aleaciones es unos de los círculos de economía circular ya aprobados. Las fábricas han demostrado su interés en participar. Sin embargo, existe debilidad en las gerencias para desarrollar modelos de negocio con visión medio ambiental dado que los resultados son vistos a largo plazo”, sentencia el gestor.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *