Apuestan por desarrollar atrayente artificial para mejorar cultivos de paltos a partir del manejo de la polinización

Se estima que en Chile existen cerca de 30 mil hectáreas plantadas con paltos, para suplir la demanda de polinización de este cultivo se requieren 300 mil colmenas, lo que representa más del 50% del total de colmenas existentes en nuestro país.

En busca de los aromas de la flor de palto. Esa es la misión de la innovación – que apoya la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y ejecuta INIA La Cruz – que permitirá crear una especie de bouquet floral sintético, que simule el aroma de la flor del palto y que será utilizado para atraer a insectos polinizadores silvestres; acción que permitirá mejorar incluso el cultivo del fruto en Chile.

El desarrollo tecnológico consiste en la formulación de un atrayente artificial que se obtendrá al término de la iniciativa titulada “Desarrollo  de atrayente artificial como  insumo para  la implementación de  estrategia de manejo de la polinización en huertos de palto variedad Hass de la región de Valparaíso”.

En palabras simples, explica el doctor Jaime Martínez-Harms, ejecutor a cargo del proyecto, “lo que se va hacer es determinar la identidad química de los compuestos volátiles que conforman los aromas florales del palto. Para desarrollar este atrayente se identificarán los volátiles emitidos por flores del palto y se determinará la contribución de los diferentes compuestos en la atracción de insectos polinizadores silvestres”.

El atrayente artificial, agrega el especialista, “será una especie de bouquet floral sintético, que simule el aroma de la flor del palto y que será utilizado para atraer a insecto polinizadores silvestres, los que acudirán a ellos buscando flores de palto para alimentarse… El aroma de la flor del palto es una señal muy particular e intensa y creemos que estas fragancias son fundamentales en la polinización por insectos silvestres”, explica el especialista.

El porqué

El palto es un cultivo altamente dependiente de la acción de polinizadores para formar frutos. En la actualidad, la polinización de paltos se maneja mediante la incorporación de abejas melíferas en los huertos en una relación de 10 colmenas por hectárea. Se estima que en Chile existen cerca de 30 mil hectáreas plantadas con paltos, lo que significa que para suplir la demanda de polinización de este cultivo se requieren 300 mil colmenas, lo que representa más del 50% del total de colmenas existentes en nuestro país. En la actualidad, varias enfermedades afectan la salud de la abeja melífera en Chile, lo que ha derivado en una reducción en la producción apícola nacional comparable con la sufrida en otras partes del mundo. A esto se suma la evidencia que indica que las abejas no serían el polinizador más apropiado para el palto debido a características en su conducta de forrajeo y a que el néctar del palto sería poco atractivo para estos insectos.

“Debido a esto resulta urgente generar estrategias innovadoras para manejar la polinización de cultivos como el palto. Estudios realizados en huertos de la región de Valparaíso muestran que existe una gran diversidad de fauna nativa que visita las flores del palto. El presente proyecto desarrollará un atrayente artificial que, combinado con la incorporación de flora nativa, se utilizará para manejar los servicios de polinización prestados por animales silvestres en cultivos de palto. Para desarrollar el atrayente se identificarán los compuestos volátiles emitidos por flores de palto responsables de atraer insectos polinizadores. El desarrollo de esta estrategia servirá como alternativa y complemento al manejo de polinización utilizado en la actualidad, asegurando la producción de paltas en nuestro país”, dijo Carolina Torres, representante de FIA en las regiones Metropolitana y Valparaíso, quien además evaluó el proyecto en su postulación.

Catastro de la flora nativa

El proyecto además contempla una estrategia orientada a aumentar la presencia de insectos polinizadores silvestres que visitan la flor del palto. Por lo mismo, la innovación además incluye la realización de un catastro de la flora nativa presente en las zonas geográficas donde se encuentran los huertos de palto con el fin seleccionar especies nativas que pueden servir como hábitat de polinizadores silvestres, proporcionando fuente de alimento y sitios de nidificación.

Asimismo, agrega el investigador, “vamos a replicar esas formaciones vegetacionales para restaurar en cierta medida los ecosistemas en los lugares donde se emplazan los huertos”.

El doctor Jaime Martínez-Harms aclaró que “cuando la zona de vegetación se reduce la biodiversidad decae y por ende desfavorece la visita de insectos nativos silvestres. En cambio, cuando la zona de vegetación natural cercana al huerto es rica y abundante en especies nativas aumenta la presencia de insectos polinizadores favoreciendo la productividad del huerto”.

Laboratorio

La identificación de los compuestos químicos presentes en los bouquet florales se realizará en el Laboratorio de Ecología Química de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso dirigido por Dr. Jan Heinrich Bergmann.  En tanto, en el Laboratorio de Fisiología y Biológica Molecular Vegetal del INIA La Cruz en la Región de Valparaíso, se realizarán evaluaciones para determinar la respuesta electrofisiológica de los insectos nativos a compuestos presentes en la flor del palto.

Se utilizará una técnica denominada electroantenografía acoplada a cromatografía de gases, la que se va a ocupar para estimular las antenas de los insectos e identificar los compuestos biológicamente activos. “Una vez que uno sabe cuáles son los compuestos químicos que estimulan las antenas de los insectos se pueden realizar experimentos conductuales para ver cuál es la mejor mezcla para atraer insectos”, afirma el Dr. Martínez.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *