Ante la postergación de la COP 26 para el 2021 la ONU y el Reino Unido convocarán en diciembre a líderes mundiales para avanzar en cambio climático

La ONU y el Reino Unido tienen previsto organizar el próximo 12 de diciembre una reunión con algunos de los líderes internacionales más ambiciosos en materia de cambio climático, coincidiendo con el quinto aniversario de la firma del Acuerdo de París.

Según un comunicado emitido este jueves por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, el máximo representante de la ONU y el primer ministro británico, Boris Johnson, serán los anfitriones el 12 de diciembre de un acto “global” con líderes de distintos países con el fin de impulsar nuevas acciones para combatir el calentamiento global.

Medidas frente al cambio climático

En la cita, los Gobiernos estarán invitados a presentar planes más ambiciosos, nuevos compromisos financieros y medidas para mejorar la capacidad del mundo a resistir frente al cambio climático.

También participarán representantes del sector privado y de la sociedad civil para presentar nuevas medidas en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

A finales de este año, el Reino Unido tenía previsto acoger en Glasgow la cumbre del clima de Naciones Unidas, la COP26, que se ha aplazado hasta 2021 como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La cumbre tenía el compromiso de asumir prioridades pendientes de apuntalar en la anterior cita de Madrid que se celebró “in extremis”, después de que Chile como anfitrión oficial no pudiera acoger esta cita global, dado el estallido social de octubre del año pasado que se extendió por varios meses.

Si bien la cita en España reforzó la ambición climática de los países, no logró los consensos necesarios para llegar a acuerdos de reducción de emisiones.

Casi 200 países acudirían a la COP26

A este tipo de cumbres acuden representantes de casi 200 países, además de empresas, administraciones públicas, activistas, científicos, académicos y la sociedad civil en su conjunto, para participar en múltiples actos dentro y fuera de las instalaciones, que congregan durante casi dos semanas a miles de personas, y que, en este caso, agravarían el riesgo de contagio del coronavirus.

Entre las prioridades para Glasgow está la de organizar de forma “oficial” la revisión al alza de las llamadas “contribuciones determinadas a nivel nacional” de los países, planteadas en el Acuerdo de París, para reducir las emisiones con el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono a mitad de siglo.

“La emergencia climática está totalmente sobre nosotros y no tenemos tiempo que perder. La respuesta a nuestra crisis existencial es una acción rápida, decidida y ampliada y solidaridad entre las naciones”, señaló Guterres en un comunicado.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *