Alerta Amarilla por incendio forestal en la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal

Equipos trabajan en construcción de líneas cortafuego para controlar el siniestro al interior del área protegida que ha consumido media hectárea de especies nativas de alto valor ecológico.

A través del Comité Operativo de Emergencias (COE), se gestionó el apoyo de maquinaria de la seremía de Obras Públicas y un camión aljibe de la municipalidad de Alto Hospicio, que se suman al trabajo de bomberos de Pozo Almonte y Pica, para controlar el incendio forestal que desde el jueves pasado afecta a una zona de la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal, ubicada en Pozo Almonte.

Hasta el momento el siniestro ha afectado una superficie de 0,5 hectáreas y el trabajo desde hoy se concentra en la construcción de líneas corta fuegos en la zona de avance del fuego, el cual afecta al sector de Algarrobal al interior del área silvestre protegida.

Este incendio comenzó el pasado jueves e inmediatamente acudieron a la emergencia 3 cuerpos de bomberos de la zona. No obstante, uno de los aspectos que complica la acción para contener el avance del fuego, ha sido el comportamiento subterráneo de este, dificultando lograr su extinción.

Juan Ignacio Boudon, director regional de CONAF, explicó que “dadas las particulares condiciones de este incendio por la vegetación presente en la zona y la detección de diversos focos, en el último COE encabezado por el gobernador del Tamarugal se declaró la alerta amarilla con la finalidad de integrar los recursos y apoyos necesarios de diversos organismos para el combate. De esta forma, hoy ya están en la reserva los apoyos de maquinarias para construir líneas cortafuegos que se suman al trabajo de bomberos, para lograr contener este incendio que está activo”.

La Reserva Nacional Pampa del Tamarugal posee más de 134 mil hectáreas, encontrándose en ella la plantación nativa más grande del país con 22 mil hectáreas de tamarugos y algarrobos, además de poseer cinco mil hectáreas de bosque nativo de tamarugo. “Es urgente y necesario trabajar para sofocar y extinguir por completo el fuego, dado que por las temperaturas, viento y material combustible vegetal disponible no es posible su extinción natural.  Además se está afectando a especies de alto valor ecológico y protegidas por la ley de bosques”, explicó Boudon.

El directivo precisó que actualmente todos los esfuerzos de CONAF están centrados en controlar este siniestro, no obstante, recalcó que el 99% de los incendios forestales son originados por acción del hombre, ya sea por negligencia o en forma intencional. “Hoy estamos abocados en esta emergencia, pero investigaremos este incendio y tomaremos las acciones legales pertinentes por los daños ambientales ocasionados a especies protegidas, ya que presumimos está asociado a terceras personas”.

En cuanto a los incendios forestales en la región, durante la temporada de incendios 2019 y 2020 se han registrado un total de 7 siniestros, concentrándose principalmente en Huara en el sector de quebrada de Tarapacá, los que fueron extinguidos sin causar daños sociales, pero consumiendo vegetación protegida. Mientras que en la temporada 2020 – 2021, además del actual siniestro, se han registrado dos incendios forestales, uno en Quillaguasa y otro en La Huayca.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *