Aguas Antofagasta consolida estrategia de sustentabilidad para abastecer de agua potable en el desierto más árido del mundo

Con el reciente inicio de la marcha blanca de su nueva Planta Desaladora de Tocopilla, la sanitaria nortina se convierte en una de las pocas del mundo en diseñar, construir y operar sus propias plantas desaladoras. Con ello suplirán la creciente demanda de agua potable en la comuna de Tocopilla, en la Región de Antofagasta, apostando por la alternativa de suministro más sustentable existente hoy en el mundo.

La inversión total del proyecto implicó recursos por 46 millones de dólares, provenientes de fondos propios de la sanitaria controlada por Grupo EPM. Según manifestó el gerente general de Aguas Antofagasta, Carlos Méndez, esta nueva infraestructura responde a la escasez hídrica de la zona, “aplicando el método más sustentable existente hasta ahora para la obtención de agua potable, como es la desalación, en medio del desierto más árido del mundo”, aclaró el ejecutivo.  

La obra desarrollada íntegramente con el equipo humano de la sanitaria, tardó tres años y tres meses de intenso trabajo de diseño y construcción, finalizando esta semana y dando paso al inicio de su periodo de marcha blanca, el que se extenderá hasta fines de agosto. Una vez transcurrido este lapso, establecido para comprobar que la infraestructura funciona en perfectas condiciones, a pleno rendimiento y con abastecimiento regulado, se dará por terminada la fase de prueba”, aclaró Méndez. En este periodo se realizarán todos los ajustes necesarios a la operación, para que entre a pleno funcionamiento, con los 75 litros por segundo de producción, como fue diseñada, para dar cobertura al 100% de los habitantes del puerto salitrero.

Orgullo Regional

El proyecto que comenzó en abril del 2017, ha logrado posicionar a Aguas Antofagasta en el mundo de la desalación, convirtiéndola en una de las pocas en el mundo que ha diseñado, construido y opera una planta desaladora con personal propio de la compañía.

Dos fuentes de abastecimiento

La nueva desaladora para Tocopilla convertirá a esa comuna en una de las pocas ciudades del mundo que cuente con dos fuentes de abastecimiento, como son la desalación de agua de mar y el respaldo con fuentes superficiales de agua dulce cordillerana, garantizando así la continuidad y calidad del servicio, especialmente requerida en emergencias climáticas o naturales.

“Este proyecto traerá grandes beneficios para la comunidad, al garantizar la continuidad y calidad del servicio que hemos entregado en estos años. Sin duda fue un desafío arduo, que concluye en medio de una pandemia que nos ha complicado bastante, pero que igualmente hemos logrado sacar adelante, por el compromiso de todos” aseguró el Gerente General de Aguas Antofagasta.

Experiencia

Según manifestó el representante de la sanitaria nortina, este hito constructivo deja en evidencia las casi dos décadas de experiencia en desalación con que cuenta la empresa, a partir de la puesta en marcha en 2003 de la Planta Desaladora de Antofagasta, que abastece al 100% de la comuna de Mejillones y al 85% de la capital regional y que en los próximos meses debería comenzar su proceso de ampliación, para lograr también el 100% de abastecimiento vía desalación en la comuna de Antofagasta y así asegurar la sustentabilidad del desarrollo regional en las próximas décadas, concluyó.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *