Aeropuerto de Santiago se suma a la tendencia con uso de energía solar

El compromiso de Nuevo Pudahuel con el medio ambiente se ratifica con la instalación de más de 3 mil paneles solares, con lo que se pretende autogenerar buena parte de la energía que consume el recinto cuando esté terminada su ampliación en el 2021.

El proyecto contempla inyectar energía solar tanto a las nuevas salas de embarque como al futuro terminal internacional del aeropuerto de Santiago.

Desde mediados de 2019, cerca de 3 mil paneles solares se están instalando en Arturo Merino Benítez para generar energía limpia. Esto, como parte de un programa que busca compatibilizar su crecimiento y la atracción de más aerolíneas con la reducción de su huella de carbono.

Gracias a una alianza entre el Ministerio de Obras Públicas (MOP), la concesionaria del Aeropuerto de Santiago, Nuevo Pudahuel, y la empresa Engie, desde junio de 2019, se están instalando casi 3 mil paneles fotovoltaicos para aprovechar la energía solar en el principal terminal aéreo de Chile. La meta es autogenerar buena parte de la energía que consume cuando su ampliación esté lista, en 2021, y disminuir así su huella de dióxido de carbono en más de 500 toneladas al año.

Para la Directora Nacional de Aeropuertos del MOP, Claudia Carvallo, “este es un muy buen ejemplo de asociación público-privada con foco en el cuidado del medioambiente y una demostración concreta de que el impulso al desarrollo de la infraestructura aeroportuaria del país que estamos llevando a cabo, se puede compatibilizar con el cuidado al entorno físico en el que habitamos”.

Desde Nuevo Pudahuel, afirman que su compromiso con el medioambiente es tan importante como abrir el transporte aéreo a cada vez más chilenos. De hecho, junto con esta primera etapa de instalación de fotopaneles, su gerente general, Xavier Lortat-Jacob, anunció la meta de cero emisiones netas de carbono para 2050 y aseguró que “la movilidad y la protección del medio ambiente son dos factores de progreso que deben ir de la mano”.

Lo anterior también ayudará a Nuevo Pudahuel a lograr una reducción adicional del 40% de la huella de carbono al 2030.
El proyecto contempla emplazar cuatro conjuntos de paneles fotovoltaicos para inyectar energía solar tanto a las nuevas salas de embarque como al futuro terminal internacional, mientras que la primera etapa, que se completa en diciembre de 2019, generará el equivalente al consumo anual de 500 hogares de Santiago.

Plan de Sustentabilidad

El plan de sustentabilidad del Aeropuerto de Santiago también integra otras iniciativas como:
• Un plan pionero de reciclaje, con 236 mil kg de materiales reciclados en 2018.
• Donación de más de 500 árboles a la comunidad de Pudahuel y reforestación con más de 20 mil árboles nativos.
• Sustitución de luminarias fluorescentes por LED, con 70% de ahorro energético.
• Flota de más de 60 taxis eléctricos con Transvip.
• Certificaciones “Airport Carbon Accreditation”, nivel 1, en el mapeo de gases de efecto invernadero.
• “Huella Chile” del Ministerio de Medio Ambiente.
Y, próximamente, bicicletas eléctricas para recargar dispositivos como teléfonos inteligentes y cargadores para autos eléctricos o electrolineras.

Un ambicioso Plan de Sustentabilidad desarrollará en los próximos meses el aeropuerto de Santiago.
Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *