Activistas ambientales e indígenas rechazan venta de Isla Guafo, conocida como “La pequeña Galápagos del sur de Chiloé” mientras aparece otro supuesto dueño

Isla Guafo, al sur del Archipiélago de Chiloé en la Región de Los Lagos

Ante el reciente anuncio de venta aparecido en un sitio web estadounidense, donde los actuales dueños tasaron en 20 millones de dólares la deshabitada isla del Archipiélago de Chiloé, activistas indígenas manifiestan que el Estado chileno tiene la responsabilidad de devolverla a los pueblos originarios. En tanto apareció otro supuesto dueño que interpuso una demanda civil para impedir la “venta ilegal”

Activistas indígenas chilenos en favor del medio ambiente, además del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) rechazaron este viernes la puesta en venta por 20 millones de dólares de la isla Guafo, conocida como “La pequeña Galápagos del sur de Chiloé”.

“Los espacios costeros marinos de pueblos originarios son creados para resguardar el uso ancestral, a fin de mantener tradiciones y usos de los recursos naturales por parte de las comunidades vinculadas al borde costero”, resaltó WWF Chile en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Dicha instancia desarrolla una campaña para impedir que la isla Guafo sea vendida, luego que sus propietarios actuales, los empresarios Paul Fontaine y Rodrigo Danús, publicaran un anuncio al respecto en el sitio web de la empresa estadounidense Private Islands Inc.

La jefa de conservación de la biodiversidad marina de WWF Chile, Yacqueline Montecinos indicó que “la isla es el punto de entrada al Golfo de Corcovado, que es el lugar de alimentación más importante para las ballenas azules y jorobadas en la costa chilena”.

Por su parte, Diego Ancalao, presidente de la Fundación Instituto de Desarrollo y Liderazgo Indígena, relató  a un medio internacional que una serie de normas durante el siglo XX contribuyeron a que ese espacio cayera en manos privadas y que ahora se encuentre en venta.

Ancalao señala que bajo ese modelo político se usurparon “todos los derechos colectivos de los pueblos indígenas”, por lo que el Estado chileno tiene la responsabilidad de expropiar o comprar la isla para devolverla a los pueblos originarios.

“Lo que el Estado hizo fue crear leyes para legalizar la injusticia. Esta venta puede ser legal, pero a la vez es inmoral. Nuestro llamado es muy claro: restituir este patrimonio territorial a las comunidades porque les corresponde por tratados, por derecho y por historia”, aseveró

“Vemos la isla como una fuente de vida y poder espiritual. Para nosotros no es un negocio, no tiene valor comercial”,  expresó el líder indígena Cristian Chiguay, quien pidió al Gobierno de Chile regresar la isla a sus verdaderos dueños.

Demanda Civil

Tras conocer de la venta, Vottorio Noli, quien manifiesta que ese territorio insular le pertenece a su familia, presentó una demanda civil ante el 30 Juzgado Civil de Santiago, con el fin de impedir la venta de la isla Guafo en Chiloé.

El supuesto heredero del terreno propone crear una reserva natural en la ínsula de la región de Los Lagos. Noli plantea ser el dueño del terreno, que perteneció a su abuelo, quien siempre habló de crear un espacio que proteja la privilegiada flora y fauna del lugar.

Sin embargo, el hombre se percató hace algunos años que la isla estaba en venta, sin ser consultado sobre la materia, por lo que inició la acción legal, para esclarecer la situación.

Su abogado, Carlos Harms, comentó que el archipiélago fue enajenado sin su firma, a pesar de tener derechos sobre ella.

De acuerdo al representante del heredero, esperan que concluya el juicio sobre la propiedad de Isla Guafo, para comenzar conversaciones con el Estado, que tiendan a crear una reserva natural, como eran las intenciones de su familia.

Rica biodiversidad de Guafo

El anuncio de venta de la isla Guafo resalta que esta se encuentra deshabitada por el hombre, cuenta con 50.000 acres (unas 202 kilómetros cuadrados) de extensión y más de 44 millas (unos 70 kilómetros) de costas. Su única construcción humana es un faro que pertenece a la Armada de Chile.

La isla cuenta con una gran diversidad de flora y fauna, como la presencia ballenas azules. Alberga la mayor colonia de pardelas del mundo, una colonia de lobos finos australes, una población reproductora de nutrias marinas en peligro de extinción y pingüinos de Magallanes. En cuanto a la flora, el área también posee una especie rara de árbol de Congonilla.

En 2017, el WWF Chile inició una campaña para que fuera aprobada la Ley Lafkenche, que pide resguardar los Espacios Costeros Marinos de Pueblo Originarios (ECMPO).

En este sentido, la organización planteó que “la admisibilidad de una ECMPO deja en pausa cualquier solicitud de concesión para uso del mismo espacio, evitando de esta forma instalación de infraestructura que pueda ir en desmedro de las características culturales, ecológicas y ecosistémicas del área”.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *