A tan solo 150 kilómetros de costas chilenas están los 367 barcos chinos pesqueros

Desde la Armada hasta Sernapesca, pasando por el Senado se encienden las alarmas por la cercanía a territorio marítimo chileno en que se encuentra la flota China de buques pesqueros formada por 367 embarcaciones que actualmente se encuentran en aguas internacionales frente a Perú, pero a tan solo 150 kilómetros del límite de área de responsabilidad SAR (búsqueda y rescate marítimo) de Chile. Ambientalistas advierten sobre la importancia de mantener la vigilancia dado que el 67% de la población de peces en aguas chilenas está sobreexplotada o colapsada  

Si bien la Armada y Sernapesca cuentan con información en tiempo real de los sistemas de posicionamiento y ubicación de cada uno de los 367 barcos que integran la flota de buques pesqueros chinos, que navegan en aguas internacionales frente a Perú, no le pierden pista, ya que  se espera que en los próximos días avancen hacia el sur del Pacífico enfrentando territorio chileno.

“A la fecha, ni la Armada ni nosotros hemos detectado ningún incumplimiento por parte de esta flota”. Así, la directora del Serviciona Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Alicia Gallardo, se sumaba a los llamados a la calma respecto de la flota de pesqueros chinos que tras su paso por las islas Galápagos en Ecuador, hoy se encuentran en el límite sur de Perú a poco de transitar frente a costas chilenas.

Las alertas están encendidas no solo a nivel de autoridades de los países por donde ha pasado la flota, sino también de Estados Unidos, desde donde ofrecieron ayuda para vigilar la ubicación de las embarcaciones, ante la posible presencia de pesca ilegal dentro de la Zona Exclusiva Económica (ZEE).

Comisión de Pesca del Senado

Debido a lo anterior, la Comisión de Pesca del Senado convocó a una sesión especial para abordar tanto la situación particular de esta flota, como todo lo relacionado a la pesca ilegal y los esfuerzos que realiza -y que podría realizar- el Estado para combatirla.

En dicha instancia, la directora del Sernapesca entregó detalles de la estrategia estatal para el control y vigilancia de los pesqueros asiáticos, la cual se ejecuta en conjunto con la Armada.

En primer lugar, Gallardo explicó que la presencia de estos buques no es algo nuevo. De hecho, según sostuvo, estas naves habitualmente realizan actividades de pesca en aguas internacionales frente a Ecuador y Perú para luego atravesar hacia el Atlántico por el Estrecho de Magallanes, pero sin realizar faenas de pesca en el trayecto.

En concreto, el Sernapesca cuenta con una Sala de Monitoreo donde funciona el sistema de vigilancia satelital tanto para embarcaciones nacionales como extranjeras.

Vigilancia de la Armada

Dicho monitoreo se complementa con el que realiza la Armada de Chile tanto por vía satelital, aérea, de superficie y submarina, reportando imágenes en tiempo real que permiten tener un registro actualizado de la ubicación de cualquier embarcación.

“Los buques se encuentran prácticamente a 400 millas de la costa del Perú, a más de 450 millas de la costa de Arica. Están estos buques navegando en aguas internacionales, no han entrado a la zona económica exclusiva ni del Perú, ni de Chile”, sostuvo director general del Territorio Marítimo y de Marina Mercante Nacional (Directemar), el vicealmirante Ignacio Mardones, quien también estuvo en la sesión especial de la Comisión de Pesca del Senado.

“Estos busques chinos, que están pescando calamar, están con licencia de pesca de su Estado, y esto lo efectúan de noche y con buque detenido, por lo tanto, la probabilidad de que estén depredando nuestros mares no es tal”, agregó Mardones.

Detección de actividad de pesca

En paralelo, desde Sernapesca agregaron que tienen la experticia en la interpretación de datos georreferenciados, lo que permite no sólo determinar la ubicación de cada nave, sino también confirmar o descartar si realizaron actividades de pesca, mediante el análisis de su track de navegación, entre otros datos.

Además, la directora del organismo señaló que si una de estas naves quisiera entrar a territorio nacional se aplicaría un protocolo especial que, desde 2009, solo ha aceptado siete de las 17 solicitudes, y que incluye “una exhaustiva fiscalización en puerto de manera conjunta con la Armada, la PDI, entre otras entidades”.

Temor de ambientalistas

La ONG Oceana Chile, a través de su director de Campaña de Pesquería, César Astete, se refirió a la flota buques chinos que continúa aproximándose a aguas chilenas, recordando que en Chile, el 67% de la población de peces está sobreexplotada o colapsada, como el caso de la jibia o calamar. “Por lo anterior, debemos estar atentos y monitoreando para que no se desarrolle la actividad ilegal. En la historia hay casos emblemáticos, como en Argentina en 2016, en el que se hundió una embarcación china. En Chile, también hemos tenido eventos, como en 2015, donde la autoridad marítima tuvo que abordar una de estas embarcaciones. En esta ocasión, respecto de los más de 300 barcos, a la luz de los monitoreos, están dentro de los límites autorizados”, comenta el representante de Oceana Chile.

Asimismo, Astete agregó que la principal preocupación de Oceana es su impacto en los recursos pesqueros. “Ahora estamos hablando de la flota china que captura jibia, pero hay otros como España, Taiwán, que también hacen estas operaciones. Este año la alarma se dio porque se pudo acceder a la información de que había unas 300 naves internacionales, muy cercanas a la reserva natural de las Islas Galápagos. Lo que genera una alerta, no porque sea necesariamente una actividad ilegal, sino porque además hay una gran cantidad de presión sobre los recursos pesqueros”, indicó.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *