A 48 días del hundimiento de 2.900 toneladas de salmones en la Región de Los Lagos la SMA ordenó medidas urgentes y transitorias a Blumar S.A. dueña del centro

La empresa deberá presentar un Plan de Alerta Temprana, derivado del accidente ocurrido hace ya 48 días, que tuvo como consecuencia la muerte y hundimiento de 2.900 toneladas de salmones en la Región de Los Lagos. En tanto, para SERNAPESCA lo preocupante es que aún no se sabe con exactitud el impacto de la mortalidad en el medio marino, por lo que presentaron una denuncia en la Fiscalía para que investigue los hechos y el alcance real de lo ocurrido.

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó nuevas medidas urgentes y transitorias a la empresa Salmones Blumar S.A. titular del “Centro de Engorda de Salmónidos (CES) Caicura”, emplazado en la comuna de Hualaihue, Región de Los Lagos, en el contexto de la investigación sobre la mortalidad masiva de peces producto del hundimiento de 16 de sus 18 jaulas, reportado el pasado 27 de junio.

Al respecto, el Fiscal de la SMA, Emanuel Ibarra explicó que “la Superintendencia, en estas últimas medidas urgentes y transitorias, ha ordenado a la empresa presentar un Plan de Alerta Temprana, que contemple un diseño preciso de acciones a ejecutar frente a posibles superaciones en variables que afecten el medio ambiente marino, como consecuencia de la mortalidad que podría producirse tras el hundimiento de las jaulas”, indicó.

A ellos se suma, que la empresa deberá presentar un plan de conexión en línea con la Superintendencia del Medio Ambiente, respecto de los distintos sensores descritos en el plan de monitoreo ambiental que Blumar S.A. presentó ante la Capitanía de Puerto de Puerto Montt, para que la autoridad ambiental pueda acceder a la data correspondiente.

La SMA ya había ordenado dos medidas urgentes y transitorias relacionadas a este caso, la primera con acciones enfocadas en el reporte del incidente, y la segunda luego de constatar mortalidad masiva de salmones.

Las medidas detalladas tienen un plazo de 10 días hábiles, contados desde la notificación de la presente resolución.

Todas estas acciones, vienen a complementar, los oficios y requerimientos que el SERNAPESCA y la DIRECTEMAR han requerido a la empresa, en materia de escape de salmones, y monitoreo ambiental.

2.900 toneladas de salmones muertos en el fondo marino

Recordemos que a propósito de un temporal de viento Puelche, sumado a condiciones climáticas adversas, el centro de cultivo “Caicura”, ubicado en el Seno Reloncaví, en la Región de Los Lagos, sufrió el hundimiento de sus jaulas de cultivo durante la madrugada del sábado 27 de junio. Así los hechos, de las 18 jaulas con que contaba el centro, 16 quedaron en el fondo del mar, con un total de 771.405 peces muertos, equivalentes al 88% del total,lo que se cuantificó en 2.900 toneladas de salmones hundidos en el fondo marino, dado que el peso promedio de los peces al momento de la contingencia era de 3,8 kilos.

Las 16 jaulas hundidas contenían el 88% del total de salmones, 771.405 peces

Según expresó días atrás la directora nacional de SERNAPESCA, Alicia Gallardo, “las jaulas se hundieron 295 metros. Estamos hablando de una súper estructura hundida; entendemos que nunca había pasado en el mundo”, aclaró la autoridad.

La representante de SERNAPESCA comentó además que la masiva mortandad de peces es un factor crítico para el medio ambiente, por ello tras la presentación por parte de Blumar S.A. de una propuesta de cómo retiraría los especímenes hundidos y cuál sería el destino final de éstos, la autoridad determinó que dicho plan no era suficiente para mitigar el impacto medioambiental que dejó el accidente.  

En ese contexto, SERNAPESCA dio 10 días a la empresa para llegar con otro plan más concreto. “No quedamos satisfechos con lo que nos mandaron y pedimos que se certificara claramente cómo se iba a retirar la mortalidad, a dónde se iba a destinar y el tiempo de demora”, dijo.

Según explicó la directora nacional del Servicio Nacional de Pesca, lo preocupante, es que aún no se sabe con exactitud el impacto de la mortalidad en el medio marino. Por ello, presentaron una denuncia a la Fiscalía para que investigue los hechos y el impacto real del escape de peces. De todas maneras, recalcó que la salmonera ha cumplido con todos los plazos impuestos.

“Entonces, como fiscalizadores tenemos serios problemas para hacer cumplir la normativa y estamos trabajando con la Subsecretaría para el fortalecimiento de la norma de monitoreo ambiental 2.0”, concluyó.

Comparte esta noticia

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *